Según el Instituto Nacional de Estadística, la tasa de actividad (31%) de las personas con discapacidad mental es la menor entre todos los tipos de discapacidad. La Fundación Adecco organizó la Semana de la Salud Mental y Empleo con motivo del Día Mundial de la Salud Mental que tuvo lugar el 10 de octubre, con el objetivo ayudar a las personas con discapacidad mental a buscar un empleo y desestigmatizar su situación.
Acabar con el estigma laboral que conlleva la discapacidad mental

El pasado 10 de octubre fue el Día Mundial de la Salud Mental, y la Fundación Adecco no quiso pasar por alto esta fecha clave, por ello dentro de su programa #EmpleoParaTodos desarrolló la Semana de la Salud Mental y Empleo. El objetivo es ayudar a los participantes con discapacidad causada por una enfermedad mental a encontrar un empleo, aportando las herramientas y recursos necesarios para acabar con el estigma laboral que en muchas ocasiones conlleva este tipo de discapacidad.

Según palabras del psicólogo Juan Fernandez Blanco, especialista en enfermedades mentales afirma que: “las personas con enfermedad se enfrentan a mitos y sesgos que debemos combatir. El primero es considerar que las personas que tienen un trastorno mental grave son violentas, peligrosas, agresivas. En segundo lugar, entender que son personas que no puedes saber qué pueden hacer en ningún momento, personas impredecibles. Y tercero es creer que, cuando alguien sufre un trastorno mental grave tipo psicótico, esa persona está mal 365 días al año, 24 horas al día, entendiendo que los síntomas de la enfermedad no son un estado por los que la persona pasa sino un rasgo que la define. De esta idea falsa se saca la conclusión de que no pueden trabajar ni vivir con normalidad.” 

Durante la semana organizada por la fundación hubo talleres enfocados en la empleabilidad de personas con este tipo de discapacidad, y una jornada de diálogo específica para empresas, en la que se trataron todos los sesgos que rodean a este tipo de discapacidad, dándose a conocer los aspectos más significativos de las enfermedades mentales. 

Fernández Blanco añade que “son necesarios recursos para compensar la situación de desventaja desde la que parten las personas con enfermedades mentales: conseguir adaptaciones, ofrecerles flexibilidad y orientarles para elegir y buscar un empleo que se ajuste a sus circunstancias”.

Desde la Fundación Adecco, su director general Francisco Mesonero afirma que “es necesario que desde las instituciones y el sector empresarial tomemos conciencia del mayor riesgo de exclusión al que se enfrentan las personas con discapacidad mental y normalicemos su presencia en empresa ordinaria. Mediante el proyecto #EmpleoParaTodos, en el que se engloba esta semana, trabajamos tanto en la sensibilización de empresas y creación de entornos normalizados, como con candidatos, apoyándoles y orientándoles para lograr su inclusión a través del empleo.”

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top