Según un estudio de vida saludable de los directivos en España de DKV y la Universidad Europea, el 91% de los encuestados declara que su salud se ve afectada por el estrés y más de un 15% de los participantes toma medicación para dormir. El Índice de Vida Saludable tiene en cuenta aspectos como el estrés, la alimentación, la actividad física y la calidad del sueño.
En España, el estrés es el gran enemigo de la alta dirección

DKV y la Universidad Europea han presentado en Madrid los resultados del estudio ' ¿Cuál es el Índice de vida saludable de los directivos en España? '.  La presentación ha contado con la presencia por parte de DKV de Javier Vega de Seoane, presidente, Josep Santacreu, consejero delegado, y Julio Lorca, director de desarrollo de Salud digital, así como de Eva Icarán, vicerrectora de Profesorado e Investigación de la Universidad Europea.

El estudio ha centrado el análisis en el estado general de salud de los directivos a nivel de gerentes, consejeros delegados y presidentes así como de mandos intermedios con personas a su cargo y se ha basado en los parámetros del Índice de Vida Saludable (IVS), un índice sintético que integra 9 variables de salud desde un punto de vista holístico. Es la herramienta en la que se basa 'Quiero cuidarme de DKV', una app de salud que cuenta con más de 290.000 descargas y que orienta a la ciudadanía acerca de la evolución de su salud personal y estimula la adopción de estilos de vida saludables por cada persona.

Profundizando en los resultados del estudio, se descubre que los niveles de estrés de los directivos son alarmantes ya que el 91% de los encuestados declaró tener porblemas de salud relacionados con el estrés. De hecho, más del 80% de los directivos reconoció haberse sentido “desbordado por el estrés” en algún momento.

Por otro lado, el estudio arroja dos datos preocupantes en cuanto a los hábitos de alimentación: el alto consumo de carnes rojas y embutidos, ya que casi el 40% ingiere tres o más raciones semanales; y un destacable bajo consumo de pescado, puesto que el 66,7% de los encuestados consume menos de dos raciones a la semana. Pero no todos los datos relacionados con la alimentación son negativos, el 56% de los encuestados declaró consumir dos o más piezas de fruta al día y casi el 30% también ingiere dos o más raciones de verdura diaria. Además, el consumo de repostería industrial es bajo, puesto que el 85,5% no la consume o lo hace ocasionalmente. Por último, el 77,2% asegura no tomar bebidas azucaradas, aunque el 22,7% declaró consumir más de dos bebidas azucaradas a la semana.

En cuanto a la actividad física, el 89% de los directivos había realizado algún tipo de actividad física en la semana previa al estudio, lo más practicado es caminar (66,7%), seguida de practicar ciclismo/spinning (16,1%) y correr a intensidad moderada (16,1%). Sin embargo, encontrar tiempo libre entre semana para actividades de ocio sigue siendo una asignatura pendiente, los datos muestran que tan solo el 21,6% lo consigue.

En el estudio, también destaca la alta calidad del sueño de los encuestados. El 78% afirmó dormir entre 5 y 8 horas diarias y no tener problemas para conciliar el sueño, dormir y despertarse, aunque cabe destacar que solo un 23% declaró que raramente se encontraba descansado al despertar. Resulta especialmente relevante que más de un 15% de los participantes en el estudio dijo tomar medicación para dormir.

En lo relacionado a los perfiles, los directivos jóvenes tienen un mejor Índice de Vida Saludable, los valores del IVS disminuyeron de forma progresiva conforme aumentaba la edad de los participantes, implicando un mejor estado de salud en los directivos más jóvenes que en los más longevos, presentando diferencias sobre todo en las dimensiones de presión arterial y glucosa. Otro dato interesante es que las mujeres siguen una alimentación más saludable y los hombres están menos estresados. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top