¿Estamos ante el fracaso de la racionalidad? ¿Será la emoción el gran motor de cambio? ¿Qué rol tienen el arte y la cultura en la movilización y transformación social? Con la obra de la artista María Luisa Pérez Pereda por encargo de Quiero, la consultora que trabaja en la ecuación negocio, sostenibilidad y marca, se reinterpreta artísticamente los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para movilizar a la ciudadanía.
La emoción para agitar conciencias y pasar a la acción climática

En la nueva edición de Quiero Filosofía, impulsada por Quiero, el debate ‘La revolución de las emociones’ al que asistieron como ponentes Isabelle Le Galo, directora para España de la Fundación Daniel y Nina Carasso, Ana Ara, responsable de Programación de Matadero Madrid y co-comisaria de ECO Visionarios y Blanca de la Torre, comisaria experta en arte y sostenibilidad, coincidió con la semana en la que se ha celebrado la Cumbre de Acción Climática el 23 de septiembre, la huelga climática mundial y el cuarto aniversario de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) el 25 de septiembre.

Durante la inauguración del encuentro, José Illana, socio de Quiero comentó que: “Vivimos tiempos de urgencia a nivel medioambiental y social en los que nos enfrentamos a desafíos sin precedentes. Ante el fracaso de la razón para hacer frente a los retos que tenemos, necesitamos movilizarnos para la acción. Creemos que a través de la emoción será desde donde podremos impulsar los verdaderos cambios y el arte y la cultura son grandes aliados para pasar a la acción y amplificarla”.

La moderadora del diálogo entre las expertas del mundo del arte fue Rosa M. Tristán, periodista ambiental y colaboradora de la revista El Asombrario,donde se analizaron el rol de las industrias culturales como agentes de cambio y de qué manera se puede involucrar, y no sólo sensibilizar, a la ciudadanía en esta revolución. 

Según Isabelle Le Galo, directora para España de la Fundación Daniel y Nina Carasso, “a través del Arte Ciudadano pretendemos conseguir una transformación social”. Este Arte Ciudadano es “aquel que está participado, conectado con la sociedad y los artistas, que trabaja el largo plazo y transforma a las personas y las organizaciones. Por eso, queremos que el arte vuelva a estar en el centro de la educación y la investigación porque junto con la cultura son necesarios para desarrollar el espíritu crítico de las personas”. 

Los protagonistas durante el diálogo de ‘La revolución de las emociones’ fueron la Agenda 2030 y la crisis climática. De hecho, Ana Ara, la responsable de Programación de Matadero Madrid y co-comisaria de ECO Visionarios, apuntó a la exposición "arte para un planeta en emergencia" que quiere movilizar a la sociedad frente al cambio climático y ayudar a entender cómo nos afecta a todos esta problemática, porque según Ara desde el arte es posible empezar a hablar de las emociones.  

Blanca de la Torre, comisaria experta en arte y sostenibilidad, consideró que “el arte opera en lo simbólico y tiende puentes hacia lo emocional, lo que hace que sea un lenguaje más universal. Así, es necesario que el arte sea transdisciplinar y aborde la desigualdad, el medio ambiente, la cuestión de género o el ecofeminismo para transmitir los desafíos sociales y la mejor manera de hacerlos es incluir los ODS en todos los proyectos culturales”. 

De nuevo, Le Galo apuntó que “el arte no está directamente representado en los ODS, pero aparece implícito a través de la educación, la dignidad de las personas, el fortalecimiento de las comunidades o el impulso de las alianzas. La Agenda 2030 pone coherencia y hace que la gente se movilice”. Por su parte, Ara consideró que “la utopía ha estado muy presente en el arte durante los últimos 10 años, pero parece que ha quedado en un segundo plano, como el cambio climático, que ya no se piensa en la mitigación si no en nuestra adaptación a las nuevas temperaturas y consecuencias”.

En el transcurso del encuentro se presentó el cuadro “17 ODS”, elaborado por la artista María Luisa Pérez Pereda por encargo de Quiero, con el objetivo de reinterpretar artísticamente los 17 ODS para movilizar a la ciudadanía. El socio de Quiero comentó que con esta obra querían replantear el significado de los ODS, que según él "se han convertido en la primera declaración de interdependencia, que a la vez es un gesto de empatía absoluta y que nos reconoce como frágiles frente al otro, nos hace sentirnos imperfectos y necesitamos unir fuerzas entre todos para alcanzar la Agenda 2030”. 

La obra se dará a conocer en Sustainable Brands® Madrid 2019, el encuentro internacional de referencia en Europa en materia de desarrollo sostenible, que se celebrará del 17 al 18 de octubre en el espacio Centro Centro del Ayuntamiento de Madrid.

     

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top