La compañía se ha comprometido a establecer nuevos objetivos de reducción de emisiones para limitar los impactos negativos del cambio climático de acuerdo con el informe más reciente del Grupo Intergubernamental de Estudios sobre el Cambio Climático (IPCC), que advierte de las consecuencias catastróficas en caso de que el calentamiento global supere los 1,5ºC.
Telefónica aumenta su nivel de exigencia climática con la iniciativa "Business Ambition for 1.5°C: Our Only Future"

Telefónica se suma a la iniciativa "Business Ambition for 1.5°C: Our Only Future", que cuenta con el apoyo de las empresas, la sociedad civil y los líderes de la ONU, para conseguir contener el aumento de la temperatura global en un 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales.

Con este nuevo acuerdo más ambicioso de exigencia climática, la compañía va a revisar sus planes actuales de descarbonización y a plantear un compromiso de neutralidad de carbono para 2050 siguiendo las recomendaciones de Science-basedTarget Initiative (SBTi). En cuanto a la energía y las emisiones para 2020 y 2030 comprometidos tres años atrás en el Acuerdo de París, la compañía ha hecho sus deberes, cumpliendo la mayoría de los objetivos propuesto con dos años de antelación: La reducción del consumo de energía por unidad de tráfico (Petabyte) se sitúa en un 64% frente al 50% fijado. Además, el 58% de energía utilizada procede de fuentes renovables (100% en sus operaciones europeas y en Brasil), 8 puntos porcentuales por encima de su objetivo a 2020. El compromiso es alcanzar el 100% a nivel global en 2030. Por último, las emisiones de efecto invernadero de alcance 1 y 2 han bajado en un 37%, frente al 30% establecido. El objetivo es reducirlas a la mitad en 2030.

Para dar un paso más en sus objetivos climáticos, la compañía se ha propuesto extender a toda su cadena de valor la descarbonización, es decir reducir las emisiones de CO2 en su cadena de suministro un 30% por euro comprado a 2025 respecto a 2016 (Alcance 3). Por otro lado, el pasado año la empresa evitó la emisión de 1,4 millones de toneladas de CO2 gracias a sus servicios digitales, de modo que por cada tonelada que emitió ahorró 1,2. Y su objetivo es evitar en otros sectores 10 t de CO2 por cada tonelada que emita Telefónica en 2025.

En junio se publicó una carta abierta dirigida a los líderes empresariales para establecer objetivos ambiciosos para sus empresas, en consonancia con el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) del pasado mes de octubre, que abogó por limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales. Se pide a las empresas que establezcan objetivos verificables basados en estudios científicos mediante la iniciativa de objetivos con base científica (SBTi) , que evalúa de forma independiente los objetivos de reducción de emisiones de las empresas en relación con las mejores prácticas científicas.

Esta carta ha sido elaborada por María Fernanda Espinosa Garcés, presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas; Lise Kingo, CEO y directora ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas; Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas por el Cambio Climático, John Denton, secretario general de la Cámara de Comercio Internacional, y el abogado de los ODS Paul Polman, exCEO de Unilever. 

El embajador Luis Alfonso de Alba, enviado especial de la ONU para la Cumbre de Acción Climática de 2019 asegura que: "Para 2020, necesitamos planes concretos y realistas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45 % en la próxima década y llegar a cero en 2050. El cambio climático requiere un esfuerzo sin precedentes de todos los sectores de la sociedad y el liderazgo empresarial demostrado mediante el establecimiento de objetivos con base científica a 1,5 °C enviará fuertes señales de mercado mientras intentamos identificar las soluciones escalables y replicables necesarias para asegurarnos de crear un mundo en el que nadie se quede atrás".

Desde el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, su CEO y directora ejecutiva, Lise Kingo señala que "tenemos menos de 11 años para cambiar los fundamentos de nuestras economías o nos enfrentaremos a consecuencias catastróficas. Por primera vez, vemos a líderes empresariales y climáticos unirse en torno a una llamada a la acción común, enviando así una poderosa señal de que el establecimiento de objetivos con base científica representa una oportunidad significativa para que las empresas den la talla a la hora de abordar el cambio climático y limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius".

Por último, Paul Simpson, CEO de CDP, uno de los socios de SBTi, dijo: "La ciencia es clara: para limitar los impactos catastróficos del cambio climático, debemos asegurarnos de que el calentamiento no supere los 1,5 °C. La ambición es alta, pero es alcanzable, y los objetivos con base científica ofrecen a las empresas una hoja de ruta para conseguirlo. Las empresas de todo el mundo tienen una oportunidad sin precedentes de estar a la vanguardia de la transición a una economía de margen cero, y no hay tiempo que perder". 

Es posible unirse al movimiento y actuar. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top