Una encuesta, llevado a cabo por Kantar en nombre de BNP Paribas AM, revela que la mayoría de los inversores particulares europeos son conscientes del valor de la inversión sostenible, siendo los italianos los más activos. En conjunto, en 64% de los inversores se muestra dispuesto a invertir una parte de sus ahorros en fondos ISR.
ISR: el medio ambiente es el primer criterio valorado por los inversores particulares

La encuesta en la que se basa se realizó en diciembre de 2018 durante la conferencia COP 24 y sondeó a 5,000 inversores particulares de Alemania, Bélgica, Francia, Italia y los Países Bajos con un patrimonio superior a los 50.000 euros. En general, la percepción y el interés del inversor particular europeo en la ISR ha aumentado un 5% en el último año, aunque el volumen de inversión es todavía bajo: tan solo un 5-7% ha invertido en fondos ISR.

Según las respuestas obtenidas, un 64% afirma que desea invertir en soluciones sostenibles (un 80% en Italia, un 65% en Alemania, un 63% en Bélgica, un 57% en Francia y un 52% en los Países Bajos). Y un 46% desea recibir más información sobre la ISR. Esta demanda es mayor en Italia (65%), Alemania (55%) y Francia (41%), pero mucho más baja en Bélgica (39%) y los Países Bajos (31%), donde los inversores particulares parecen ser más escépticos.

Los criterios clave a la hora de tomar decisiones de inversión varían poco de un país a otro, pero la seguridad (para un 31% de los encuestados) y la rentabilidad (para un 30%) son de lejos los más prominentes. Criterios como las características éticas, sociales y medioambientales de las inversiones (con un 16%) todavía se consideran secundarios. Dentro de la inversión sostenible, las cuestiones medioambientales y climáticas son los criterios más importantes (para un 28% de los encuestados), por delante de los aspectos sociales (15%) y los alimentos (10%).

Por otro lado, la mayoría de los inversores particulares (un 70%) están familiarizados con eventos internacionales sobre el cambio climático como el COP 24, debido a su amplia cobertura en los medios de comunicación. Tales acontecimientos tienden a influir en la concienciación de los inversores sobre los retos a los que se enfrenta el planeta, aunque de forma limitada. Los eventos de este tipo afectan al comportamiento de los consumidores (un 34% de los encuestados) y a las perspectivas medioambientales (23%), pero apenas hacen mella en el comportamiento inversor (un mero 9%).

El estudio también revela que los inversores europeos todavía se muestran escépticos en torno a la rentabilidad potencial de las inversiones socialmente responsables. Tan solo un 19% cree que la ISR puede ofrecer rentabilidades equivalentes a las de las inversiones tradicionales (un 11% en los Países Bajos, un 24% en Italia, un 21% en Francia, un 20% en Alemania y un 17% en Bélgica). La falta de información parece ser uno de los principales obstáculos. Un 46% de los inversores europeos considera que los asesores financieros son la fuente de información más experta, aunque reciben la mayor parte de la misma a través de los medios (un 57%).

Según Sol Hurtado de Mendoza, Directora General de BNP Paribas Asset Management para Iberia el panorama de crecimiento para la inversión sostenible es considerable y hemos visto un aumento significativo de la demanda. No obstante, todavía queda mucho por hacer para reorientar el pensamiento de los inversores particulares hacia un enfoque más centrado en la ISR y dar a conocer en mayor medida cómo pueden contribuir a un futuro mejor a través de esta modalidad de inversión. La necesidad de construir un mundo sostenible es más apremiante que nunca. En línea con nuestra Estrategia de sostenibilidad global lanzada en marzo, continuaremos fomentando soluciones de ISR e informando a nuestros clientes, sobre todo, en lo que respecta a la rentabilidad".

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top