El bioingeniero y consultor internacional de Economía Circular cree que "tenemos que llegar a un ecosistema productivo que siga el concepto de la jungla". Y afirma que las empresas que no tengan políticas de RSE "irán desapareciendo siguiendo la teoría darwiniana". Cerantola ha colaborado en la presentación de las claves del modeo de negocio circular de Cosentino.
Nicola Cerantola: "Tenemos que convertir los residuos en nutrientes"

Según Nicola Cerantola "necesitamos rediseñar la forma en la que fabricamos nuestros productos, y ahí es donde entra la economía circular. Lo único que hay que hacer es copiar a la naturaleza, que lleva haciéndolo millones de años". Este bioingeniero experto en Economía Circular considera que los problemas actuales son consecuencia de la economía lineal "porque genera deseos insatisfechos". Define la sostenibilidad como "vivir y poder disfrutar de la vida", por eso "las empresas que no aporten nada a la humanidad irán desapareciendo y hay algunas que se han olvidado de su propósito más allá de generar beneficios". Además, dice que la economía circular "solo es un punto de partida para llegar a una nueva economía a la que ya le pondremos un nombre en la que las empresas estarás al servicio de las personas".

Así se ha expresado durante la presentación este martes de la Memoria de RSC de Cosentino, un grupo español que ha sido calificado por el diario inglés The Guardian como "una de las seis compañías españolas de economía circular a observar". Las claves de este negocio circular han sido explicadas por Santiago Alfonso, vicepresidente de Comunicación y Marketing de la empresa, y Antonio Urdiales, director de Medio Ambiente.

Urdiales ha resaltado que "lo primero es un cambio en la intención, en la forma de pensar: tener claro que, aunque nos cueste imaginarlo, las cosas en una compañía se pueden hacer de otra manera". Y ha explicado que para llegar al pensamiento circular "los patrones de pensamiento son nuevos: ideas intención y diseño" para llegar lo que en el grupo se ha bautizado como "la fábrica de nuestros sueños".

Así, las tres claves para cambiar la forma de pensar son, por un lado, construir nuevos patrones de pensamiento, trabajando con todos los profesionales de la empresa para que integren su papel como agentes de cambio y sientan la libertad creativa necesaria para romper viejos patrones. Por otro, el ecodiseño, clave a la hora de crear productos innovadores y sostenibles. Y, por último, el análisis del ciclo de vida, una herramienta que investiga y evalúa los impactos ambientales de un producto o servicio durante todas las etapas de su existencia.

Santiago Alfonso se ha referido a los hechos circulares. "existen nuevas formas de ser humanos mientras producimos y después de un cambio en la forma de pensar, llega el turno de cambiar nuestra forma de actuar". En este sentido, Cosentino tiene tres áreas de trabajo. La primera es Planeta: por ejemplo, el agua reutilizada ha aumentado un 53%, la energía eléctrica es 100% de origen renovable y además el grupo ha generado 100.000 metros cuadrados de zonas verdes. La segunda se refiere a Seguridad y Salud, donde ha conseguido reducciones constantes de la accidentalidad en los puestos de trabajo después de invertir más de 4,7 millones de euros solo en sus instalaciones de EEUU. Y la tercera son las Personas, más de 4.300 empleados en todo el mundo de 75 nacionalidades distintas y más del 90% con contratos indefinidos.

En cuanto a la función social, las áreas relevantes son: acciones sostenibles, cercanía y comunicación y compromiso con la comunidad.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top