Publicado el
Plástico, mucho plástico que el planeta es incapaz de absorber más. La compañía se despide de este material eliminando casi por completo las botellas de plástico gracias a la iniciativa "BBVA sin plásticos". Para los bancos comprender el riesgo de este problema planetario es el primer paso para transformarse en agentes clave de la economía circular

Hay una crisis de dimensión planetaria: los océanos de plástico son una realidad. Un artículo de BBVA Research "Lucha contra la contaminación de los océanos por plásticos" presenta cifras escalofriantes, como los 8.300 millones de toneladas de plástico que se han ido generando en el mundo desde 1950, la mitad se ha producido en los últimos 14 años, y sólo el 9% fue reciclado. Según Greenpeace, en 2020 se superarán los 500 millones de toneladas anuales, un 900% más que en 1980.

En el año 2017 se generaron 410 millones de toneladas y se compraron 1.000.000 de botellas de plástico, cada minuto. Esta última cifra podría aumentar un 20% para el año 2021, según el estudio realizado por Euromonitor. ¿Qué implica este uso abusivo? Una grave crisis ambiental que se traduce en un cambio climático, porque se están inundando los vertederos, ocupando los océanos y acelerando el calentamiento global. 

Para luchar contra la contaminación de los océanos por plásticos, cada iniciativa del ámbito empresarial es muy valiosa y por eso el BBVA bajo su estrategia de sostenibilidad "Compromiso 2025" se ha puesto en marcha, junto a su socio Sodexo de la restauración, para lanzar "BBVA sin plásticos" en España. El proyecto pretende acabar con casi todas las botellas de plástico de sus sedes y sustituirlos por materiales biodegradables.

¿Cómo BBVA está logrando despedirse de las botellas de plástico?

Está realizando diferentes campañas de concienciación a sus empleados sobre el cambio climático y la sostenibilidad. Además, la venta de agua envasada y de refrescos en envase PET (tereflalato de polietileno) se eliminan de todas sus oficinas, como la madrileña Ciudad BBVA, y para remplazarlo, cada empleado ha obtenido una botella de cristal reutilizable junto a su menú. Dentro de los menús, los recipientes de plástico para salsas serán sustituidos por otros de polímero de almidón de maíz compostable, así como los que contengan ensaladas y otros alimentos sin olvidarse de las pajitas, vasos y otros accesorios. Los espacios de restauración están en un proceso de adaptación tanto por lo que ofrecen como por sus nuevas instalaciones de fuentes de agua purificada y estaciones de refrescos digitales. 

En el caso particular de la empresa social Auara, que participó en BBVA Momentum 2017, su estrategia para combatir el plástico es distinta. Directamente esta marca de agua mineral fabrica botellas de agua hechas con plástico reciclado R-Pet e invierte el 100% de sus beneficios en llevar agua potable a las personas que carecen de ella, esta innovación social convierte a estas botellas Auara en las primeras de Europa con  estas características.

Pero "BBVA sin plásticos" no sólo es una iniciativa que se queda en España es una iniciativa global. Otros países se han sumado como por ejemplo México, BBVA Bancomer está en proceso de cambiar las bolsas de plástico en las que se sirve la comida por otras oxodegradables que sólo tardan 18 meses en descomponerse, lo que ecitaría el uso de 4.000 bolsas de polipapel al día. Por otro lado en Uruguay, BBVA tampoco usa ya envases plásticos y se ha incentivado el uso de dispensadores de agua para evitar las botellas. Si nos trasladamos a Venexuela, BBVA ha eliminado todos los plásticos desechables para dar uso a cubiertos de acero inoxidable.

 

En este artículo se habla de:
NoticiasBBVAceroplastico

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies