Coca-Cola y WWF España han presentado “Misión Posible: Desafío Guadalquivir”, el proyecto financiado por The Coca-Cola Foundation que busca mejorar la biodiversidad y reducir la presión hidrográfica en el estuario del Guadalquivir. Con él, se pretende impulsar buenas prácticas agrícolas y la recuperación de marismas en la zona, así como mejorar la cantidad y calidad del agua del estuario de Guadalquivir a través de un ahorro de agua de entre 500 y 1.000 millones de litros al año.
Misión posible: ahorrar 1.000 millones de litros de agua al año

Durante 2018, ya se han logrado muy buenos resultados, que se concretan en el ahorro de más de 700 millones de litros de agua en la zona y la reducción de 11.500 unidades de nitrógeno (un 14% menos) provenientes de fertilizantes. Además, se ha conseguido intervenir en más de 655 hectáreas de cultivo con la ayuda y formación de 15 agricultores locales. Durante el proyecto, cuya finalización está prevista en 2020, se tiene en cuenta el desarrollo de jornadas de educación ambiental con universitarios, alumnos de institutos y colegios, así como visitas a la zona de restauración de marismas con colectivos locales y voluntarios.

Todas las actuaciones están enfocadas a favorecer e incentivar una actividad económica sostenible a través de la formación de los agricultores de la zona y el fomento de buenas prácticas agrícolas. Para ello, hay tres objetivos principales: restauración del hábitat natural del estuario del Guadalquivir con la recuperación de una marisma en Trebujena (Cádiz) para favorecer la biodiversidad, mejorar la calidad del río y fomentar la economía verde y el ecoturismo en la zona; reducción del uso de agua de riego e implementación de mejoras en las prácticas agrícolas. Para ello se formará a agricultores y técnicos en el uso de herramientas para una gestión más eficiente del agua y puesta en común e intercambio de experiencias en otras regiones donde la agricultura de cítricos tenga peso.

Pelayo Bezanilla, director de Asuntos Públicos, Comunicación y Sostenibilidad de Coca-Cola Iberia, señala: “La iniciativa “Misión Posible: Desafío Guadalquivir” forma parte del compromiso de Coca-Cola con el agua dentro de nuestra estrategia de sostenibilidad Avanzamos. El compromiso social y ambiental de Coca-Cola va más allá de la actividad de la propia compañía y es por ello que una de nuestras prioridades es proteger los espacios naturales y los recursos hídricos de nuestro país, con el fin de preservarlos para futuras generaciones”.

Otra de las intervenciones de “Misión Posible: Desafío Guadalquivir” es el trabajo con agricultores, principalmente de cultivos de cítricos, para reducir el uso de agua para el riego y favorecer buenas prácticas agrícolas. Bajo esta premisa, se ha instalado un equipamiento innovador de sensores planta-clima-suelo en 15 fincas de cítricos que, a través de una moderna App (Irristrat), permite a los agricultores monitorizar en tiempo real la humedad del suelo y el estado en el que se encuentra el cultivo. De esta forma, se favorece un uso eficiente del agua mientras se mantiene la producción y calidad de la cosecha de cítricos. Además, el proyecto contempla un ambicioso plan de formación y capacitación, donde se desarrollarán cursos de formación y sensibilización para conseguir un cultivo de calidad con el máximo ahorro de agua.

En este sentido, Ana Callol, directora corporativa de Relaciones Institucionales, Comunicación y Sostenibilidad de Coca-Cola European Partners Iberia, destaca: “Este proyecto busca mejorar la sostenibilidad en una de las zonas con más biodiversidad y riqueza natural de España, como es el estuario del Guadalquivir. “Misión Posible: Desafío Guadalquivir” es una iniciativa que no solo pretende tener un impacto positivo en el hábitat natural del sur de España, sino también crear huella local y generar empleo en la zona a través del fomento del turismo sostenible”.

Este proyecto forma parte del compromiso de Coca-Cola en España con la gestión responsable del agua tanto en los procesos de producción como en toda la cadena de valor.  Así, “Misión Posible: Desafío Guadalquivir” forma parte de los proyectos de recuperación de agua en espacios naturales puestos en marcha por Coca-Cola en colaboración con ONGs, Administraciones Públicas y Universidades. A través de ellos, en 2017, Coca-Cola ha alcanzado en España un volumen de agua reabastecida cercano a los 2.500 millones de m³, lo que supone el 94,34% del volumen total de agua utilizada en sus bebidas procedente de áreas con estrés hídrico (75,7% del volumen de ventas total).

Además de reponer el 100% del agua contenida en sus bebidas, Coca-Cola se ha marcado el objetivo de reducir y reciclar el agua utilizada en sus procesos de fabricación. Ambos compromisos forman parte del pilar de Agua de su estrategia de sostenibilidad Avanzamos, que además busca actuar en otras cinco áreas: Bebidas, Envases, Sociedad, Clima y Cadena de Suministro.

Desde su creación, la Fundación ha invertido más de 200 millones de dólaresen proyectos de agua de todo el mundo, que han beneficiado a más de 32 millones de personas. Y eso es solo una parte de su labor. Desde 1984 se han donado más de 1.000 millones de dólares a más de 2.400 organizaciones, con iniciativas que abordan temáticas tan variadas como son el reciclaje o el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes, siempre adaptándose a los cambios y necesidades de la sociedad.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top