Ésa fue una de las principales conclusiones de la mesa de diálogo celebrada en Barbastro (Huesca) sobre "Política y responsabilidad social" y que contó con la asistencia de Carles Campuzano (PDeCAT), Mario Garcés (PP), Susana Gaspar (Ciudadanos), Juantxo López de Uralde (EQUO) y Lucía Velasco (PSOE).
Hay que reforzar los liderazgos políticos en temas de Responsabilidad Social

El histórico referente en responsabilidad social y hoy portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, el Secretario de Programas del PP y anterior Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, la responsable nacional de Política Social de Ciudadanos, Susana Gaspar, el comprometido activista que fuera director de GREENPEACE durante casi diez años y fundador de EQUO, Juantxo López de Uralde y la asesora del Gabinete del Presidente del Gobierno, Lucía Velasco, protagonizarobn una jornada histórica el pasado viernes en el centro de la UNED. “Todos ellos demostraron que con talante y buen hacer, pese a las diferencias ideológicas y discrepancias entorno a los modelos de crecimiento, existe cierta esperanza para el diálogo y el acuerdo cuando las causas nobles del medioambiente, la acción social, la transparencia o la lucha contra la corrupción, son tomadas con la seriedad que merecen”, señala David Lafuente Durán, moderador del debate junto a Miwi Clavera, Directora de DIRSE.

El respeto, el compromiso y la especial sensibilidad de unos y otros fueron las notas dominantes de una jornada que se extendió durante espacio de dos horas.

Los ponentes destacaron la necesidad de reforzar los liderazgos políticos en temas de Responsabilidad Social al tiempo que destacaron la evolución vertiginosa que estamos experimentando en estos últimos 40 años. Se realizó una aproximación doble al concepto de responsabilidad social: de los partidos para con la sociedad, pero también hacia el interior de las propias estructuras.

En el debate se puso de manifiesto que los retos del futuro pasan por activar una política social participativa y la transparencia aplicada en empresas y también partidos políticos. De manera mayoritaría se mostraron partidarios de incentivar en lugar de sancionar, y plantearon la necesidad de una mayor dotación de recursos para aplicar esta política. En la misma medida se planteó la necesidad de romper el existente techo de cristal en materia de conciliación laboral.

El político catalán, Carles Campuzano, despertó el interés de los asistentes al concluir que “de los tres ideales de nuestra democracia occidental: libertad, igualdad y fraternidad, hemos avanzado mucho en los dos primeros durante los últimos veinte años, pero nos queda por avanzar en fraternidad, que es precisamente la esencia de la responsabilidad social”. Destaca la necesidad de debatir en profundidad sobre “el modelo de sociedad y de país queremos”.

El ideólogo del Partido Popular, Mario Garcés, que destacó los avances regulatorios que el anterior ejecutivo hizo al servicio de la responsabilidad social, notablemente con la apobación de la ley de transparencia y de contratos. Manifiestamente preocupado por el desafío del reto demográfico, por ese invierno demográfico al que nos vemos avocados, y la necesidad de potenciar al tercer sector, indicó que “las personas son el vivero de nuestra sociedad y en una sociedad libre tenemos que proponer objetivos sociales en una España a treinta años”.

La líder de Ciuadadanos y portavoz del partido en las Cortes de Aragón, Susana Gaspar, centró su argumentario en la necesidad de educar y de formar a los ciudadanos en materia de responsabilidad social. Manifestó la necesidad de seguir las directrices de la Agenda 2030 y de “poner en el centro la dignidad y la igualdad de todos los ciudadanos con independencia de donde vivan¨.

El ecologista Juantxo López de Uralde, que sin duda fue el menos optimista de los ponentes, manifestó que ¨la mayor crisis de nuestros días es la crisis medioambiental”, con un tono convincente remarcó la necesidad de intervención por parte de los poderes públicos para compensar el impacto que la actividad económica está teniendo sobre el medioambiente. Entiende que “la responsabilidad social todavía no ha sido asumida por las cúpulas de las empresas. Queda mucho camino por recorrer”.

La asesora del Partido Socialista, Lucía Velasco, puso el acento en la “necesidad de todos los actores por ser responsables sobre sus accones y la necesaria garantía que debe procurar el Estado para que se asuman”. Desde una perspectiva optimista, consideró que es un momento para “resetear y revitalizar” el concepto de responsabilidad social. “Entendamos el concepto. Entendamos lo que es ser responsables. Entendamos cuáles son nuestros impactos como organización, los retos de nuestro entorno y aportemos la parte que nos toca para solucionarlos”, concluía Velasco.

La Jornada de Barbastro puso de manifiesto que pese al tono beligerante que trasciende del debate político, es posible demostrar que cuando existe voluntad y sentido de sociedad, los partidos políticos son capaces de dialogar, intentar ponerse de acuerdo, de aunar esfuerzos y de intentar remar en la misma dirección.

La Directora del Congreso Nacional, Nita Macía, se mostraba satisfecha y reseñaba que “trasladar las temáticas del Congreso a otros ámbitos, deslocalizando pare de nuestra actividad, demuestra el compromiso de la organización con la territorialización responsable”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 1

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top