La directora de Relaciones Externas y de RSE de Ecoembes dice que en España, si hablamos de reciclaje, “yo creo que estamos mejor de lo que decimos, pero esto debe decirlo un organismo oficial, no yo”. Por eso defiende que “es importante medir muy bien para saber realmente dónde estamos, es importante asegurarnos de que todo lo que de verdad se está reciclando se contabilice como tal”.
Begoña de Benito “Europa pone objetivos muy ambiciosos de reciclaje y hay que darse prisa”

Sobre todo, porque “los objetivos que pone Europa son muy ambiciosos. El primero llega en 2020, y para entonces deberíamos reciclar el 50% de los residuos municipales y hoy apenas rozamos el 30%”. Afirma que “la visión estratégica está, sabemos por dónde tenemos que ir, pero hace falta darse prisa, porque de aquí a 15 años, que no es nada, tenemos que llegar hasta el 65%”.

Se considera afortunada por la visibilidad de su trabajo “porque nuestra actividad ya en sí misma tiene un impacto muy positivo en la sociedad, en la salud, en el medio ambiente”. No obstante, considera que “medir el impacto supone un reto muy importante para todos los que trabajamos en RSC, es fundamental para saber dónde estás y dónde quieres ir”.

Define al CEO de Ecoembes, Oscar Martín, como un “activista” de la RSC y de él dice que “es el primero en estar comprometido y el primer impulsor”. Por eso, es fácil que la responsabilidad social en esta organización esté tan vinculada al plan estratégico y forme parte esencial de su cuenta de resultados. Así también lo contó en una entrevista a Diario Responsable el propio Martín cuando se presentó este plan 

No le gusta hablar de negocio responsable porque “el concepto de negocio no encaja bien con nosotros porque somos una organización sin ánimo de lucro” y prefiere hablar de “gestión responsable”. “Nos gusta apalancarnos en dos conceptos: gobierno corporativo, donde nos hemos certificado con la norma más exigente para trasladar una forma de hacer las cosas, una transparencia que es crítica porque interrelacionamos con muchos agentes, y el segundo concepto es el de la ética, que lo hemos trabajado mucho desde el origen y seguimos haciéndolo” cuenta Begoña de Benito.

En cuanto a su misión, no duda nada en definirla: “conseguir mejorar el impacto ambiental que tienen los envases trabajando desde el diseño y el reciclado y hacerlo desde la colaboración. Éste es realmente nuestro propósito”. Además, con un añadido, que es “un propósito sostenible que permite crear empleo de calidad, permite desarrollar proyectos de alto impacto social”.

Y tiene muy claro que acción social y responsabilidad social “no son lo mismo, la primera es una parte de la segunda”. Por eso, explica que el Plan Director de RSC de Ecoembes tiene “tres cajas diferentes: la primera es la gestión de la ética, luego la acción social y la gestión de impactos y la tercera es la escucha activa y la transparencia”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top