Con motivo del 70 cumpleaños de la declaración Universal de Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU ha elaborado una lista de personas que han destacado por su contribución a su defensa y además prestan su voz y su apoyo a la campaña ‘Defiende hoy…’ En esa lista hay artistas, deportistas, activistas, abogados, escritores, o políticos como los alcaldes de Londres y Ginebra.
Los campeones de los derechos humanos, según Naciones Unidas

Para conmemorar este aniversario, Naciones Unidas ha creado un sitio web especial en el que se recogen multitud de aspectos vinculados con la declaración, entre ellos los "campeones de derechos humanos", en total, 21 personas de diferentes países. Son:

Amber Heard: actriz de fama mundial y defensora de los derechos de los niños y las mujeres. Colabora con organizaciones como Amnistía Internacional y Art of Elysium, y recientemente ha realizado una gira humanitaria por Jordania, en la que junto con miembros de la Sociedad Médica Sirio Americana (SAMS) ha visitado a refugiados sirios.

Madi Mpho: luchadora sudafricana que representó a su país en los Juegos del Commonwealth de 2010 y 2014. Tras practicar la lucha libre durante más de 15 años, se dedica a entrenar a jóvenes atletas y a transmitirles sus conocimientos, con especial atención al desarrollo de la lucha femenina en Sudáfrica. Asimismo, Madi ayuda a Federación Internacional de Luchas Asociadas (FILA) en varios proyectos de fomento de la lucha deportiva en el resto de África.

Mosiima Gabriel “Tokyo” Sexwale: activista antiapartheid, empresario y político sudafricano. Su apodo proviene de la afición por el kárate que desarrolló en la infancia. A finales de los setenta, debido a sus actividades en contra del apartheid, fue encarcelado en la isla Robben donde ya estaba recluido Nelson Mandela. En 1990 recuperó la libertad. Tras las elecciones generales de 1994, los primeros comicios auténticamente democráticos de Sudáfrica, llegó a ser Primer Ministro de la provincia de Gauteng. Luego desempeñó el cargo de Ministro de Asentamientos Humanos en el gobierno sudafricano, de 2009 a 2013. Posteriormente, dejó la política para dedicarse a los negocios y ha llegado a ser un importante magnate del sector de la minería y el petróleo.

Sadiq Khan: alcalde de Londres, es el primer musulmán que desempeña este cargo. Nacido y criado en Londres, sus padres llegaron al Reino Unido procedentes de Pakistán. Es abogado, está especializado en derechos humanos y ha defendido a víctimas de la discriminación.

Rémy Pagani: alcalde de Ginebra, ha defendido desde que era joven los derechos sociales y económicos. En el marco de su compromiso de ámbito local, defendió las viviendas sociales en el centro urbano de Ginebra, cuando estaban en peligro. En su condición de sindicalista, defendió los derechos de los obreros, en particular el derecho a condiciones de trabajo decorosas. En 2017 apoyó a los defensores de derechos humanos en Colombia, donde sus vidas estaban amenazadas. 

Rocky Dawuni: músico de prestigio mundial, cuyo estilo artístico trasciende las fronteras musicales entre África, el Caribe y Estados Unidos. Ha compartido escenario con estrellas internacionales como Stevie Wonder, Peter Gabriel y Bono. Ha sido un defensor notorio de diversas causas mundiales, entre otras la salud y la educación de las mujeres. La Fundación de las Naciones Unidas lo nombró Embajador de la Alianza Mundial para Estufas Limpias. Dawuni es de Ghana.

Beatrice Fihn: directora de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), una plataforma de la sociedad civil que promueve la aplicación del Tratado de las Naciones Unidas sobre la prohibición de las armas nucleares. En 2017, ICAN fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz.

Kevin-Prince Boateng: jugador de fútbol profesional ghanés nacido en Alemania célebre por su activismo antirracista. En 2013, mientras jugaba un encuentro amistoso en las filas del Milán, Boateng se marchó del terreno seguido de sus compañeros de equipo en protesta por las consignas racistas que coreaban los aficionados del club adversario. Posteriormente pronunció un discurso sobre la discriminación racial en el deporte, en la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra. Boateng ha jugado en equipos del máximo nivel en Alemania, Italia, España y el Reino Unido, así como en el conjunto nacional de Ghana. En 2017, recibió un reconocimiento especial en los Premios Krone de Alemania, por su dedicación a la lucha contra el racismo.

Sharmeen Obaid-Chinoy: la única persona de nacionalidad pakistaní que ha ganado dos veces el Premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (Oscar). Esta  cineasta se ha hecho célebre por películas que exponen la desigualdad que padecen las mujeres. También ha obtenido seis Premios Emmy y recibió del Gobierno de Pakistán la condecoración Hilal-i-Imtiaz, el segundo más alto galardón civil del país. En la película que con la que obtuvo su segundo Oscar, titulada A Girl in the River: The Price of Forgiveness [Una chica en el río: El precio del perdón], se pone de relieve la cuestión de los “crímenes de honor” en Pakistán. Se dice que el documental contribuyó a que el Primer Ministro Nawaz Sharif cambiara la ley relativa a los crímenes de honor en ese país.

Ikponwosa Ero: de Nigeria, en junio de 2015, fue nombrada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas primera Experta Independiente de las Naciones Unidas sobre el disfrute de los derechos humanos de las personas con albinismo. Inspirada por su propia experiencia como persona con albinismo, dedicó los últimos siete años a trabajar en pro de que las personas con albinismo puedan disfrutar de sus derechos humanos. En calidad de promotora internacional y asesora jurídica de la ONG Bajo el Mismo Sol, que presta especial atención al albinismo, participó en múltiples actividades y mesas redondas en las sedes de las Naciones Unidas en Ginebra y Nueva York. Es autora de numerosos estudios y artículos sobre el tema, entre otros varios trabajos relativos a clasificación de las personas con albinismo en el sistema internacional de derechos humanos. 

Rokhaya Diallo: periodista, escritora y activista franco-senegalesa, que lucha contra el racismo. Ha sido distinguida con el Premio a la Lucha contra el Racismo y la Discriminación y en 2013 la revista Slate la citó entre las 100 mujeres más influyentes de Francia, mientras que la entidad británica Powerful Media la consideró una de las 30 profesionales negras más influyentes de Europa. Es  fundadora de la asociación Indivisibles, una organización que combate la discriminación racial, ha sido coautora de numerosas publicaciones sobre el racismo y es productora de Redes del Odio, un programa que examina la incitación al odio y la libertad de expresión en Internet.

Kehkashan Basu: activista del medio ambiente y los derechos del niño, de 16 años de edad, oriunda de Dubai, Embajadora Juvenil del World Future Council, Asesora Honoraria de la ONG Committee on Sustainable Development, ganadora del Premio Juvenil Internacional de la Paz 2016, miembro de KidsRights Youngsters y fundadora de Green Hope. Su ONG ofrece formación a jóvenes y coordina conferencias sobre la justicia futura, el consumo sostenible, la preservación de la diversidad biológica, las mejoras sociales, la reducción de la huella de carbono y la igualdad de género. El objetivo final de Kehkashan es que todos los jóvenes defiendan el medio ambiente y los derechos humanos.

Anastasia Crickley: preside  el Comité de las Naciones Unidas para la eliminación de la discriminación racial y fue la primera presidenta del Centro de Monitoreo sobre Racismo y Xenofobia de la Unión Europea. Aprovechando la experiencia que adquirió en su trabajo con emigrantes irlandeses, fundó en Irlanda el Centro de Derechos de los Migrantes y preside la asociación Community Work Ireland, una entidad nacional que fomenta el desarrollo comunitario en el país.

Mazen Darwish: abogado, periodista y defensor de la libertad de prensa en Siria. Lleva diez años manifestándose en nombre de la causa siria y sobre la tortura, las condiciones de detención y la difícil situación de la población civil atrapada en las zonas de guerra. En 2012 fue detenido y encarcelado en varias de ocasiones por difundir información sobre el conflicto sirio a agencias de noticias árabes y extranjeras. Ha sido galardonado con los premios Pen Pinter, World Press Freedom Hero y el Premio Mundial UNESCO/Guillermo Cano de Libertad de Prensa. También es presidente del Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión y es fundador del periódico Syria View. Mazen continúa trabajando incansablemente en pro del derecho a la libertad de expresión de las futuras generaciones sirias.

Chaeli Mycroft: activista sudafricana en materia de discapacidad, ganadora en 2011 del Premio de la Paz que otorga la organización International Children y fundadora de las entidades KidsRights Youngsters y Chaeli Campaign, ONG que fomentan la movilidad y la educación de los niños con discapacidad en Sudáfrica. Chaeli fue la primera mujer cuadriplégica que llegó a la cima del Monte Kilimanjaro, en agosto de 2015. Afectada por una parálisis cerebral desde que nació, considera esta condición como un don: una oportunidad extraordinaria para hablar en el mundo entero e inspirar a otras personas.

Laura Zúñiga Cáceres: hija de la activista hondureña de derechos indígenas Berta Cáceres, quien fue asesinada en su casa en marzo de 2016. Es miembro del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), un grupo que fundó su madre. Ella continúa la lucha por el medio ambiente local a través de protestas y concientización sobre la participación de corporaciones multinacionales en la supuesta contaminación de tierras indígenas.

Tiken Jah Fakoly: cantante de reggae oriundo de Costa de Marfil, desde 1987 viene interpretando su música “para despertar conciencias”. Sus canciones hablan de las múltiples injusticias cometidas contra los africanos en general y, en particular, contra su pueblo natal. Su franqueza lo llevó a salir exiliado de su país. En 2009,  hizo campaña en pro de la educación en el marco de la iniciativa “Un concierto, una escuela”, mediante la cual se pudo financiar la construcción de una escuela primaria y un colegio de secundaria en Malí. Sigue cantando para promover la educación, la igualdad y la justicia.

Oliviero Toscani: fotógrafo italiano impulsor de numerosas campañas publicitarias de éxito, en particular por su labor en la firma United Colours of Benetton (1982-2000). Toscani ha colaborado en diversas campañas sociales muy polémicas, relativas a la seguridad vial, la pena de muerte, la anorexia, el SIDA y la violencia contra la mujer. Desde hace algún tiempo viene trabajando en un proyecto titulado Razza Humana, que consiste en retratos de personas del mundo entero, en los que se reflejan a la vez lo que nos diferencia y nos une en tanto que seres humanos.

Ragheb Alama: cantante y filántropo libanés, y uno de los artistas más populares del mundo árabe. Ha sido un campeón de causas medioambientales y fue nombrado Embajador de Buena Voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en la región árabe. Ragheb creó una escuela para alumnos con necesidades especiales en su nativa Beirut y promueve causas medioambientales mediante actividades en escuelas, universidades y el parlamento libanés.

Nadia Murad: activista irakí de derechos humanos, nominada al Premio Nobel de la Paz y embajadora de buena voluntad por la dignidad de los sobrevivientes de la trata de personas en la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. En 2014 fue capturada por combatientes del Estado Islámico y retenida como esclava durante varios meses antes de escapar. Finalmente llegó a un campo de refugiados y luego a Alemania. Se dedica a contar su historia al mundo para obtener apoyo para los sobrevivientes de Yazidi y defender los derechos de las minorías étnicas y religiosas marginadas.

Por último, la Kenya National Coalition of Human Rights Defenders (NCHRD-K), que trata de promover un contexto de trabajo seguro y propicio para los defensores de derechos humanos en ese país. En su condición de principal asociación de derechos humanos de Kenya y de única organización nacional consagrada a la protección de los activistas, la NCHRD-K proporciona un apoyo esencial a los defensores de derechos humanos del país. Creada en 2007, la NCHRD-K promueve el establecimiento de un marco político y jurídico favorable que permita reducir el riesgo de persecución y fomentar un contexto de trabajo seguro y propicio para los defensores de derechos humanos en Kenya.

 

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top