Compromiso interno, idealmente al máximo nivel, un plan de acción, una búsqueda de aliados dentro y fuera, una medición de progreso y la comunicación interna y externa de los avances. Importante: estos seis pasos pasan por el conocimiento de los riesgos para la empresa de seguir operando en base a una economía lineal.
Cómo integrar la economía circular en la estrategia empresarial en seis pasos

Forética y el Grupo de Acción en Economía Circular, que coordina con nueve grandes empresas, han presentado el informe “Cerrar el círculo. El business case de la Economía Circular” durante el Circular Economy Business Forum donde se detalla qué hay que hacer para incluir en el negocio de un modelo económico circular que capture las oportunidades del mercado y diluya los riesgos asociados a la economía lineal. 

El primer paso incluye identificar los riesgos asociados a una economía lineal y las fortalezas y oportunidades de la economía circular para tu sector y organización. Después, hay que difundir, concienciar y compartir en tu organización el contexto, las ventajas y el compromiso de la empresa para avanzar hacia un modelo de economía circular. Después, inspirarse en las buenas prácticas de otras organizaciones. Existen plataformas y bases de datos donde se visibilizan las buenas prácticas y casos de éxito que se están llevando a cabo en la actualidad.

El segundo es el compromiso interno, que ha de visibilizarse desde el máximo nivel de la organización y de forma externa para que quede patente que la organización tiene la voluntad de contribuir con un desarrollo sostenible, en general, y la economía circular en particular. Para ello, se sugiere incluir una alusión a dicho compromiso en las comunicaciones y agenda del CEO, revisar la visión y valores empresariales.

El tercero consiste en planificar y actuar: priorizar proveedores que contribuyan a la circularidad de la organización para asegurar que las materias primas, materiales y componentes sean lo más renovables y reutilizables; diseñar con visión de futuro; convertir los residuos en nuevos recursos; repensar el modelo de negocio; incorporar la tecnología como aliado clave y empezar a menor escala para luego crecer.

A continuación, el cuarto paso es buscas tus aliados internos para trabajar en equipo y con los externos suma esfuerzos para generar un mayor impacto.

El quinto es la medición del progreso y seguimiento de las acciones vinculadas con la transición hacia un modelo de economía circular es clave para asegurar su eficacia, justificar el compromiso e incrementar la ambición en la acción empresarial.

Y el sexto y último es la comunicación. existen muchos canales por los que una organización puede visibilizar sus acciones y compromisos: su página web, su memoria de sostenibilidad, sus canales en redes sociales o la participación en foros y eventos, entre otros. La comunicación interna también juega un papel crucial a la hora de involucrar a las personas que componen la organización.

El Grupo de Acción en Economía circular, compuesto por 9 grandes empresas y coordinado por Forética, tiene como objetivo generar un punto de encuentro, diálogo y liderazgo en esta materia. Para ello trabaja de forma activa en la generación de conocimiento, el diálogo y la colaboración con la Administración Pública y la puesta en valor del rol empresarial en el impulso de un nuevo modelo económico que rompa con el actual modelo lineal. Las nueve empresas que forman parte del mismo son Ecoembes, Endesa, IKEA, ING, LafargeHolcim, Naturgy, Nestlé, OHL y Unilever.

¿Te ha gustado el artículo?

2 No me ha gustado 1

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top