Ese es el nombre del programa de voluntariado corporativo con el que DKV quiere ayudar a prevenir y erradicar los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA). Su principal objetivo es terminar con las páginas web que la justifican.
'Quiérete mucho' para acabar con la anorexia

Para ello, tanto la aseguradora como la Fundación Integralia DKV, han firmado un acuerdo con la Fundación A.P.E. Enmarcada en la estrategia de la aseguradora de fomentar hábitos de vida saludable, han empezado a ayudar a rastrear la red para identificar y denunciar aquellas páginas que hacen apología de este tipo de trastornos alimentarios, con el objetivo final de contribuir a eliminarlas, en colaboración con las autoridades y administraciones competentes.

La Fundación A.P.E. ha puesto a disposición de DKV un equipo de profesionales liderado por el Dr. Ignacio Jáuregui Lobera, director del Instituto de Ciencias de la Conducta y experto en Trastornos de Conducta Alimentaria, quienes han formado a los empleados que participan en este programa sobre estos trastornos para facilitar la identificación de contenidos y criterios de búsqueda. 

Los principales trastornos son la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón, además de otros “no especificados”. En muchos sitios web, los adolescentes que padecen algún tipo de ellos encuentran la información que necesitan para autoafirmarse en que no padecen una enfermedad, sino que llevan "un estilo de vida" y, además, también conocen a otras personas que piensan como ellos. En este sentido, muchos de estos portales recogen desde pautas y estrategias para perder peso u ocultar síntomas, a consejos para seguir una dieta rigurosa, pasando por carreras para perder peso o fomentar el ayuno, trucos para autolesionarse de forma efectiva o incluso manuales para suicidarse. 

“Con la colaboración de DKV conseguiremos identificar ese contenido nocivo que es necesario eliminar”, explica el fundador y patrono de la Fundación A.P.E., Carlos Peralta. Y añade: “Los adolescentes reciben mensajes y anuncios peligrosos de los medios de comunicación y redes sociales. Y en un mundo en el que las redes sociales mandan, los jóvenes deben tener armas para hacerles frente”. Francisco Peña, responsable del área de Voluntariado Corporativo de DKV, añade que “estamos muy satisfechos con esta colaboración ya que las finalidades de este proyecto se ajustan totalmente a nuestra estrategia de conseguir un mundo más saludable, y, a la vez, nos permite ofrecer a nuestros empleados un proyecto de voluntariado que combina a la perfección sus ganas de ayudar con su conocimiento de internet y redes sociales”.

La iniciativa, que durará hasta el próximo mes de octubre, también servirá para promover hábitos alimentarios saludables entre niños y adolescentes a través de diversas actividades y conferencias organizadas por DKV.

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top