El atrevimiento, la innovación, probar y equivocarse y volver a intentar poner en marcha nuevas ideas es vital en este nuevo mundo tecnológico en el que se prevé que el coche altamente autónomo esté disponible en un plazo de 15 años. Esta es una de las conclusiones del I Ciclo de Encuentros Ageingnomics, organizado por MAPFRE y Deusto Business School.
El reto de incorporar a los mayores a las nuevas formas de movilidad

Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, define Ageingnomics como un nuevo concepto que quiere explorar las oportunidades que el envejecimiento activo abre para la economía. La población vivirá cada vez más, pero lo importante es que lo haga con una buena calidad de vida, que tenga recursos para consumir y disfrutar y que la industria genere una oferta adecuada para este nuevo segmento. La movilidad es otro reto al que se enfrentan tanto industria como consumidores y el coche autónomo es el primer paso de las múltiples soluciones que se presentan.

En este foro se ha analizado, desde diferentes perspectivas, el coche eléctrico, un nuevo fenómeno que se está imponiendo, como es el uso compartido de vehículos para desplazarse, el uso que se hace de los datos que generan los vehículos conectados o la propiedad de esos datos. Esta es una nueva realidad, que ha llegado para quedarse, y en la que los mayores tendrán un protagonismo cada vez más creciente, ya que hoy el 40% del consumo lo protagonizan los mayores de 60 años.

Las nuevas formas de movilidad abren nuevos horizontes, en los que la regulación actual deberá evolucionar, los fabricantes se convierten en prestadores de servicios y las aseguradoras tendrán que cubrir nuevos riesgos, como los derivados de los ciberataques. En este sentido, el CEO de MAPFRE IBERIA, José Manuel Inchausti, ha destacado las diferentes iniciativas que la compañía tiene en marcha y que se traducen, por ejemplo, en tarifas más baratas para aquellos vehículos con sistemas ADAS.

Este primer encuentro, que ha estado moderado por Eva Piera, directora general de Relaciones Externas de MAPFRE, e Iñaki Ortega, director de la escuela de negocios, ha contado con la participación de fabricantes de automóviles, nuevas formas de movilidad, como Cabify o Blablacar, representantes del mundo académico, así como responsables de diferentes vertientes de este nuevo ecosistema, que es ya una realidad a la que la industria actual tendrá que adaptarse no para sobrevivir sino para reinventarse y ofrecer nuevos servicios a clientes cada vez más exigentes y con gustos cambiantes.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top