El presidente de BBVA inauguró la primera edición de ‘BBVA Sustainable Finance Forum’, un encuentro con el que esta entidad financiera pretende convertirse en catalizador de un cambio que signifique “ayudar a nuestros clientes en el impulso al desarrollo sostenible y en la transición hacia una economía baja en carbono”. BBVA forma parte del foro de finanzas sostenibles de Naciones Unidas (UNEP FI) para definir los Principios de Banca Responsable, un proyecto que cuenta con las participación de 24 bancos de los 5 continentes.
Francisco González: “el propósito de la banca debe estar orientado a crear un impacto positivo en la vida de las personas”

González comenzó su intervención aludiendo al anterior secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, concretamente a un mensaje:“somos la primera generación que podemos erradicar la pobreza y la última generación que puede realizar pasos decisivos para evitar los peores impactos del cambio climático”, para explicar que en el momento que vivimos, marcado por desafíos ambientales, sociales y tecnológicos, “debemos reimaginar la banca”. Y, en su opinión, “la inclusión financiera es clave para erradicar la pobreza”.

En este contexto, el presidente de BBVA resumió en cuatro lo que a su juicio son los grandes hitos globales en este momento. En primer lugar, la agenda global, que compromete no solo a Estados, sino también a empresas. En esta agenda destacan el acuerdo sobre cambio climático en París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS). En segundo lugar, la enorme oportunidad de mercado generado por estos ODS. En 2030, un mercado de 12 billones de dólares requerirá una inversión anual de entre 5 y 7 billones de dólares, de los que un 70% se concentrará en mercados emergentes.

En tercer lugar, la creciente presión por parte de los inversores institucionales, que solicitan información sobre cómo las empresas integran los aspectos ambientales y sociales en sus operaciones, así como una visión a largo plazo. Y, en cuarto lugar, la regulación y las recomendaciones de organismos internacionales. 

También con Naciones Unidas, BBVA ha participado en la elaboración de una guía para medir el impacto del cambio climático en los balances de la banca.

A continuación, tomó la palabra la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aprovechó su intervención para destacar que “para alcanzar los objetivos de la hoja de ruta europea de 2030 se necesitarán nada menos que 270.000 millones de euros”. Recordó que España ya es el quinto país emisor de bonos verdes, que ya han captado 5.000 millones de euros, pero que, además hace falta una correcta gestión verde del sector capitalista.

La vicepresidenta del Gobierno se mostró bastante satisfecha con los logros conseguidos hasta ahora por España, como que tenemos más renovables que Alemania o Reino Unido, que nuestro país va un 10% por delante de los compromisos globales de la Unión Europea" y que volumen financiero, "España ha movido 220 millones de euros en el marco del desarrollo sostenible desde 2012.

El foro se completó con varios paneles de expertos. En primero de ellos, moderado por José Manuel González-Páramo, miembro del Consejo de Administración de BBVA, el presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, e Isabelle Mateos y Lago, miembro del BlackRock Investment Institute hablaron sobre por qué las compañías integran el cambio climático en sus estrategias. Así, el presidente de Iberdrola dijo que el cambio climático “es un problema de todos" y que se necesitan marcos políticos, económicos y sociales “predecibles". Imaz recordó que Repsol ha reducido 4,3 toneladas de emisiones de CO2 en sus refinerías durante los últimos siete años y ha sido la pionera dentro del sector en la emisión de un bono verde por valor de 500 millones de euros. Ambos aludieron a las exigencias de BlackRock, puesto que es accionista de referencia en las dos compañías energéticas, después de que Isabelle Mateos dijera que No hay que hablar de greenwashing sino de clean strategies”.

El segundo panel se centró en las finanzas sostenibles y la agenda global, con Simone Dettling, Banking Team Lead de United Nations Environment Finance Initivative; José Manuel Marqués, responsable del la división de innovación financiera del Banco de España, y Wim Mijs, consejero delegado de la Federación Bancaria Europea, moderados por Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA.

A continuación se habló del papel de las instituciones públicas en el desarrollo sostenible en una mesa redonda, moderada por Cristina de Parias, directora de BBVA España, con Pablo Zalba, presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Birthe Brunh-Léon, directora de Operaciones Iberia del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina Española del Cambio Climático.

Finalmente, en un panel moderado por Ricardo Laiseca, responsable de Global Finance en BBVA, y formado por Gerassimos Thomas, director general adjunto de Energía de la Comisión Europea; Philippe Zaouati, CEO de Mirova; y Muriel Caton, directora general de Vigeo Eiris, se debatió sobre las soluciones de finanzas sostenibles.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top