Tanto en las economías en desarrollo como en las desarrolladas, las empresas con una diversidad superior a la media en sus equipos de liderazgo consiguen una mayor rentabilidad por la innovación y mayores márgenes de EBIT (Earnings Before Interest and Taxes o beneficio antes de intereses e impuestos).
RSE.- Cuanta más diversidad, más rentabilidad y más innovación

Las empresas que toman la iniciativa y aumentan activamente la diversidad de sus equipos de gestión en todas las dimensiones funcionan mejor. Encuentran soluciones no convencionales a los problemas y generan más y mejores ideas, con una mayor probabilidad de que algunos de ellos se conviertan en productos y servicios ganadores en el mercado. Como resultado, superan financieramente a sus pares. Esta es, quizá, la principal conclusión de un estudio reciente de The Boston Consulting Group (BCG), basado en una encuesta sobre diversidad e innovación en la que participaron empleados de más de 1.700 empresas en ocho países (Austria, Brasil, China, Francia, Alemania, India, Suiza y EEUU. En dicho estudio, se analizaron las percepciones de la diversidad a nivel gerencial en seis dimensiones: sexo, edad, país de origen (es decir, empleados nacidos en un país distinto al de la empresa), trayectoria profesional, antecedentes de la industria y educación.

Para medir el nivel de innovación de una empresa, se utilizó el porcentaje de ingresos totales de nuevos productos y servicios lanzados en los últimos tres años. Las empresas con una diversidad superior a la media en sus equipos de administración consiguieron unos ingresos por innovación 19 puntos porcentuales más altos que los de las empresas con una diversidad de liderazgo inferior al promedio: 45% de los ingresos totales versus solo 26%. No está mal la diferencia. y, como señalan desde BCG, "en un entorno empresarial cada vez más dinámico, ese tipo de innovación turboalimentada significa que estas empresas están en mejores condiciones de adaptarse rápidamente a los cambios en la demanda de los clientes".  Y, como era de esperar, estas organizaciones también consiguieron un mayor retorno financiero general: sus márgenes de EBIT  fueron 9 puntos porcentuales más altos que los de las empresas con diversidad por debajo del promedio.

El estudio analizó la presencia de los factores que permiten que florezca la diversidad y ayuda al equipo administrativo diverso a remodelar los esfuerzos de innovación de la compañía. Estos factores incluyen prácticas de empleo justas, como la igualdad salarial; liderazgo participativo, con diferentes puntos de vista que se escuchan y valoran; un énfasis estratégico en la diversidad dirigido por el CEO; comunicación frecuente y abierta; y una cultura de apertura a nuevas ideas. Sin embargo, la mayoría de las empresas encuestadas "se quedaron cortas": menos del 40% dijo que cualquiera de estas características describe a su compañía, lo que significa que hay mucho margen de mejora. 

Según BCG, "es muy fácil contratar personas de diversos orígenes y luego sentarse y esperar que la magia suceda. Se garantiza que un enfoque pasivo fallará. De hecho, incluso los esfuerzos activos no siempre tienen éxito. Recientes investigaciones de BCG sobre la diversidad de género muestra que el 91% de las empresas tienen un programa en el lugar, sin embargo, sólo el 27% de las mujeres dicen que en realidad se han beneficiado de ella".

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top