La marca de ropa lanza la campaña Blue Heart para proteger la región de los Balcanes contra la proposición de desarrollo de más de 3.000 proyectos hidroeléctricos, así como para llamar la atención de la comunidad internacional sobre un posible desastre medioambiental.
La BCorp Patagonia insta a proteger los últimos ríos salvajes de Europa

Patagonia se une a las ONG y las comunidades locales de Bosnia-Herzegovina, Albania y Macedonia para ejercer presión sobre los bancos y promotores extranjeros que aportarán más de 700 millones de euros con el fin de financiar proyectos de construcción de presas, según los datos del informe de Bankwatch, que se ha publicado en todo el mundo hoy, 16 de marzo. Una tercera parte de las presas y desvíos se han planificado dentro de áreas protegidas y sensibles, incluidos 118 parques nacionales. "Si esta feroz oposición local fracasa, las comunidades serán desplazadas y las últimas cuencas sin presas del continente sufrirán daños irreversibles", explica esta empresa californiana en una nota.

En dicho comunicado, también señala que los activistas locales que viven junto a estos ríos están luchando para salvar sus hogares, así como los ríos y tierras que los delimitan. Las mujeres del pueblo de Kruščica (Bosnia-Herzegovina) se mostraron alerta e inquebrantables ante esta situación y realizaron una sentada día y noche durante casi un año como forma de protesta pacífica para proteger los ríos de sus comunidades y su única fuente de agua potable, soportando la violencia física de las autoridades y ya hay varias ONG europeas y locales, lideradas por RiverWatch y Euronatur, que "se están enfrentando a la corrupción gubernamental y la inversión extranjera que alimenta esta fiebre de la energía hidroeléctrica".

balcanes patagonia bcorp“Creo que este lugar salvaje requiere y merece protección”, ha comentado Yvon Chouinard, fundador de Patagonia. A su juicio, “el hecho de que algunas de las mayores instituciones financieras del mundo hayan adoptado esta tecnología anticuada y abusiva, así como que estén financiando nuevas presas en algunos de los últimos lugares salvajes de Europa, supone un despilfarro económico y una farsa moral. Esta lucha es demasiado importante para ignorarla”.

Mientras el movimiento a favor de desmantelar las presas inútiles y pasar a producir una energía verdaderamente limpia está creciendo en todo el mundo, el número de proyectos propuestos en la región de los Balcanes se ha duplicado desde 2015. El 91 % de las presas y desvíos propuestos generarán muy poca energía, y tanto su construcción como su mantenimiento resultan muy costosos. Debido a su tamaño, no requieren una evaluación del impacto medioambiental, recuerdan en Patagonia.

El sitio web Blue Heart de Patagonia incluye información sobre esta región olvidada y amenazada. Asimismo, explica detalladamente por qué las presas hidroeléctricas son tecnología sucia que no pertenece a la combinación de energías renovables. Patagonia, junto con las ONG socias, solicita a los ciudadanos preocupados de todo el mundo que firmen la petición para detener la financiación de estas presas y proteger los últimos ríos salvajes de Europa.

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top