El mensaje de Nochebuena de Felipe VI siempre es uno de los discursos más comentados. Este año, aunque sea en un pequeño párrafo, también ha comentado su preocupación por el calentamiento global
El Rey de España, preocupado por el cambio climático

El Mensaje de Navidad de Su Majestad el Rey se examina al detallé: qué se dice, cómo, qué obvia y el énfasis del mensaje. Este año además de su preocupación por la crisis política que vive España debido a la escalada independentista, Felipe VI también expresó su inquietud por el cambio climático.

Fueron pocas palabras, pero así se pronunció: "La defensa del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático no son problemas menores ni secundarios por la dimensión y los riesgos que acarrean y que ya estamos sufriendo. Debemos ser muy conscientes de ello, e implicarnos todos mucho más. Y España debe mantenerse firme en sus compromisos ante un problema que afecta a todo el planeta y que requiere soluciones no sólo globales, sino verdaderamente urgentes".

Asimismo, subrayó la lacra de la violencia machista. "Esta noche no quiero olvidarme de las mujeres que, en un silencio tantas veces impuesto por el miedo, sufren la violencia de género. Una lacra inadmisible que nos hiere en nuestros sentimientos más profundos y nos avergüenza e indigna. Mantengamos la firmeza y el apoyo político para ayudar y defender a las víctimas y concienciemos a toda la sociedad contra esa violencia, criminal y cobarde, que degrada nuestra convivencia".

La subida de las temperaturas es el síntoma más palpable del cambio climático, pero existen muchos otros que no se aprecian a simple vista aunque son igual de dañinos: Los ríos se secan, las playas desaparecen y los campos de cultivo ya no soportan las elevadas temperaturas y la falta de agua. A la vez, las ciudades se resienten, y algunas de ellas viven bajo la amenaza de quedar sumergidas con la subida del nivel del mar.

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top