La dirse de Unilever lleva más de 20 años en el gigante mundial de la alimentación, cuidado del hogar e higiene personal. ¿El Secreto? El propósito. Esta compañía tiene la determinación de mejorar el planeta, cuidando a las personas y al medio ambiente, y de involucrarse en la búsqueda de soluciones para los desafíos que afronta la humanidad
Ana Palencia: “La sostenibilidad va ligada a la fidelidad”

No llueve y si lo hace, lamentablemente, es algo anecdótico. Las boinas de contaminación que se forman en las grandes ciudades están comenzando a repetirse más y más. España es un país muy sensible al cambio climático, en las cuencas del Júcar, el Segura y el Duero el Gobierno ha declarado la situación de sequía prolongada. El calentamiento global es un problema de escala global en el que todos los actores de la sociedad tienen en su mano ayudar a mitigarlo. Las empresas por su peso en la sociedad juegan un papel fundamental en éste desafío.

Bajo este contexto, Knorr, la marca de Unilever especializada en caldos y sopas, ha celebrado la segunda edición del Día Nacional de la Agricultura Sostenible, una iniciativa de concienciación sobre el cuidado del medio ambiente y la alimentación del campo a la mesa. El Programa de Agricultura Sostenible de esta compañía que siguen campos de cultivo de todo el mundo ha reducido el consumo de agua en un 30% y el uso de pesticidas en 8 toneladas. “Desde 2010 hemos visto resultados muy positivos en el campo, con un ahorro de un tercio del agua, menor uso de pesticidas y mejora de la biodiversidad en las zonas de cultivo; y en la mesa, con alimentos que son más responsables con el entorno. Hay un beneficio claro para el agricultor y para el consumidor. Por ello queremos promover más iniciativas sostenibles a la vez que mostramos que cuidar del medio ambiente está en nuestras manos”, subraya Ana Palencia, directora de Comunicación y RSC/RSE de Unilever España.

La agricultura sostenible es una solución necesaria para ayudar a frenar los efectos de la sequía en el campo y para lograr alimentar a un planeta que crece en número de personas a la vez que se pierde suelo fértil. La superficie planetaria dedicada a la agricultura de regadío se ha multiplicado por seis en los últimos cien años, lo que ha hecho posible que la productividad agrícola se haya triplicado. Pero ese aumento exponencial de la superficie agrícola es insostenible, advierte José Luis Gallego, naturalista y divulgador medioambiental.

El Programa de Agricultura Sostenible de la marca Knorr, basado en una serie de pautas para mejorar la competitividad de los agricultores y colaboradores, se sigue en 30 campos de cultivo en todo el mundo, con más de 20.000 agricultores que ocupan 28.000.000 hectáreas de tierra (aproximadamente 3 veces el tamaño de Irlanda). En España siguen el programa los campos de cultivo extremeños de Transa y Conesa que han experimentado un aumento del rendimiento en un 20% y se ha ahorrado un 30% de agua. “Están consiguiendo exprimir cada gota de agua; multiplican la producción de tomate de calidad con el mínimo de agua. El Día Nacional de la Agricultura Sostenible tiene una importancia enorme, debe de traspasar fronteras”, señala Gallego.

CamposcultivoExtremadura

El Catálogo de Buenas Prácticas en la Agricultura Sostenible, lanzado por Knorr el año pasado, se ha ampliado este año con la colaboración Juana Morillas, doctora y profesora de Nutrición de la Universidad Católica de Murcia, con el capítulo Sembrando una alimentación sostenible y con el Decálogo de la Dieta Sostenible. La profesora ha animado a difundir la idea que promueve Knorr: comida saludable y sostenible. “La dieta que deseamos para mejorar la vida de nuestra población ha de estar constituida por alimentos que protejan y respeten los diferentes ecosistemas, que sean culturalmente aceptados para cada uno de los colectivos poblacionales, económicamente accesibles y con un uso óptimo de recursos humanos y naturales”, ha comentado Morillas.

Los ciudadanos deben ser críticos con las empresas, exigentes y mirar siempre el por qué de las cosas, pero también deben valorar sus esfuerzos y “reconocer a las empresas que hacen las cosas bien, Unilever es una de ellas”, ha comentado José Luis Gallego. “La compañía en la que llevo 23 años trabajando tiene marcas para una vida sostenible. La gente joven nos elige por nuestro propósito. Siempre buscamos reducir crecer el tamaño del negocio al mismo tiempo que se reduce el impacto medioambiental y se incrementa de manera positiva el impacto social de esta compañía. La sostenibilidad va ligada a la fidelidad”, ha destacado Ana Palencia.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top