Oxfam, Greenpeace y Banktrack consideran que esta financiación entra en conflicto con las Directrices de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) para las empresas multinacionales. Como ejemplo refieren a dos centrales eléctricas de carbón aún no construidas, Cirebon 2 (Indonesia) y Punta Catalina (República Dominicana) y que ING tiene previsto financiar
4 ONG internacionales denuncian que ING incumple las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales en lo que se refiere al clima


Por su parte ING considera que la queja ante el NCP es prematura e innecesaria. El banco indica que el cambio climático plantea un tremendo desafío para nuestro mundo y los bancos también tienen un papel que desempeñar para enfrentar este desafío. En su comunicado (adjunto) indican que ING ya ha divulgado sus propias emisiones de carbono por más de 10 años.

En el Acuerdo Climático de París, casi 200 países han acordado limitar el calentamiento global a un máximo de 2 grados, mientras que apuntan a 1,5 grados "estrictamente hablando, el acuerdo climático sólo es vinculante para los países, pero ING piensa que las empresas también tienen un papel importante que desempeñar en la consecución del objetivo climático. La atribución de emisiones de carbono a un escenario de calentamiento global es importante. Pero actualmente no tenemos un estándar internacional para datos confiables y comparables. Por esta razón, ING no puede entregar o divulgar los datos solicitados."

Las ONG Oxfam, Greenpeace,  BankTrack y Amigos de la Tierra han denunciado a ING ante el  punto de contacto nacional holandés para las Directrices de la OCDE para empresas multinacionales (PNC). En su escrito a la OCDE señalan que en virtud del acuerdo internacional sobre el clima celebrado en París en 2015, se acordó que el aumento de la temperatura media mundial debe mantenerse muy por debajo de 2 ° C, y preferiblemente se limitará a 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales. Y refieren que esto significa que todos, gobiernos, ciudadanos y empresas, deben esforzarse por limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero lo más rápido posible.

Las ONG indican que en este aspecto ING está muy por debajo de las expectativas. "Con una presencia global (según su propia información, está presente en 40 países) e inversiones en todo el mundo, ING proporciona financiación a muchas empresas y proyectos en industrias que emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero. Sin embargo, el banco no revela el volumen de los gases de efecto invernadero emitidos como resultado de sus actividades de financiamiento, ni ha anunciado planes para hacerlo en el futuro cercano."

En un comunicado, ING señala que no hay datos confiables disponibles sobre las emisiones de carbono de los clientes. "De ninguna manera todos los clientes recopilan o divulgan estos datos. Entonces, es imposible para nosotros calcular los totales de emisiones para nuestra cartera. Pero seguimos explorando maneras de hacerlo."

Para los demandantes la empresa no se ha propuesto reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de sus actividades financieras. Esto está en conflicto con las Directrices de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) para las empresas multinacionales.

Solicitud a ING

Los reclamantes solicitan que ING comience a informar sobre sus emisiones indirectas de gases de efecto invernadero y que establezca y persiga objetivos que ajusten las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero del banco a los objetivos del Acuerdo de París. Los reclamantes también solicitan que, antes del 1 de septiembre de 2017, ING por lo menos haga una promesa pública de tomar las siguientes medidas, en 2018 a más tardar publique su huella de carbono total: es decir, emisiones directas e indirectas. ING también podría comprometerse a utilizar el resultado final de la iniciativa Platform Carbon Accounting Financials (PCAF ) y publicar objetivos ambiciosos, concretos y mensurables para reducir sus emisiones indirectas de gases de efecto invernadero. Además estos objetivos deben hacer que las emisiones financiadas por ING estén en línea con los esfuerzos para limitar calentamiento global a 1,5 ° C, según lo acordado en el Acuerdo de París.

Pueden consultar el documento completo aqui

Los denunciantes consideran que la conducta de ING no cumple, o no cumple suficientemente, con los siguientes párrafos de las Directrices de la OCDE para empresas multinacionales.

ING sí informa la huella ambiental de sus oficinas, pero no la de sus préstamos e inversiones. ING no cataloga sus emisiones indirectas ni establece (públicamente) objetivos para reducirlas. Por último, ING confunde a los consumidores y otras partes interesadas con su declaración de "neutralidad climática". Por lo tanto, los reclamantes solicitan que el Punto Nacional de Contacto ofrezca sus servicios y solicitan a ING que ajuste su política a las Directrices de la OCDE.

En lo sucesivo, de ser necesario, el PUNTO NACIONAL DE CONTENTO  también podría unir a las partes con el objetivo de alcanzar un acuerdo en el que ING se comprometa públicamente, a más tardar el 1 de septiembre de 2017, a cumplir con las Directrices de la OCDE con respecto a su impacto indirecto en el clima, 2018 a más tardar. Proceso previo a la queja:

En los últimos años, las organizaciones de la sociedad civil han publicado varios informes y casos de estudio específicos, acompañados de informes de prensa, que llamaron explícitamente la atención sobre la inadecuada política climática de ING y la importancia de cambiar el financiamiento del sector energético de combustibles fósiles a alternativas sostenibles. Los ejemplos incluyen (pero no están limitados a) las actualizaciones anuales de políticas publicadas por la Guía del Dutch Fair Bank en septiembre de 2015 y noviembre de 2016, el estudio de caso Dutch Fair Finance Guide "Socavando nuestro futuro" 18 y otros informes con respecto a las compañías de carbón y centrales eléctricas alimentadas con carbón.

También en los últimos años, las partes interesadas sociales han utilizado blogs sustanciales como medio para solicitar que ING agudice su política climática y cambie rápidamente sus inversiones en energía del sector de los combustibles fósiles a las energías sostenibles.

En el período 2015-2017, las partes interesadas sociales buscaron contacto directo con ING en varias ocasiones y solicitaron que agudizara su política climática, descontinuar su financiamiento de la industria del carbón y cambiar su financiamiento del sector energético de los combustibles fósiles a alternativas sostenibles. Ejemplos de esto incluyen (pero no están limitados a): la conversación sobre el clima y la energía celebrada entre la dirección de ING y la dirección de Oxfam Novib el 24 de febrero de 2016; la conversación sobre política climática y otros asuntos celebrada entre la Guía holandesa de finanzas justas e ING el 2 de marzo de 2016; y las conversaciones sobre clima y energía mantenidas entre la gerencia de ING y la gerencia de Greenpeace el 21 de octubre de 2016 y el 28 de febrero de 2017.

  1. A través de conversaciones y correos electrónicos, las organizaciones de la sociedad civil solicitaron en varias oportunidades que ING inste activamente a ciertas empresas a financiarlas. sectores del metal y la energía, y que demostrablemente participan en cabildeos contra Política medioambiental europea, abstenerse de hacerlo Aunque se le enviaron varios recordatorios por correo electrónico, ING nunca ha estado dispuesto a confirmar que ha participado en tales esfuerzos.
  2. Las organizaciones de la sociedad civil de los Países Bajos, Asia y la República Dominicana han pedido reiteradamente a ING que se retire de la financiación de nuevas centrales eléctricas de carbón
  3. El 10 de noviembre de 2016, se celebró una manifestación en Yakarta contrael financiamiento de la central eléctrica de carbón Cirebon 2 por parte de ING y otros. Y el 26 de enero de 2017, se realizó una manifestación en Santo Domingo contra la financiación de ING y otros de la central de carbón de Punta Catalina.
  1. El 18 de abril de 2017, las organizaciones de la sociedad civil informaron a ING que tenían la intención de presentar una queja ante el PNC. En ese momento, las partes interesadas indicaron que si ING no anunciaba ningún paso concreto para la divulgación de sus emisiones de gases de efecto invernadero y el establecimiento de un objetivo de reducción de emisiones antes del 3 de mayo de 2017, presentarían la queja al PNC y harían una declaración pública al respecto en la Reunión General Anual de ING el 8 de mayo de 2017.
  1. El 3 de mayo de 2017, ING envió un correo electrónico a las ONG en las que declaró que esperaba "más acciones y escuchar del PNC a su debido tiempo", pero no anunció ninguna medida nueva en respuesta a los asuntos planteados.

 

OECD Complaint Against ING 2017 

 

 

ING’s Response to the Admissibility of a Complaint to the National Contact Point _ ING 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top