La consultora Carbon Clear ha presentado los resultados de su estudio sobre el Estado del Reporting de Sostenibilidad del IBEX 35. Una segunda edición que explica cómo las empresas del IBEX 35 reportan su desempeño en materia de sostenibilidad. Para ello analiza 75 indicadores tomados de información de dominio público
RSE.- Las empresas del IBEX mantienen dos velocidades en su apuesta por la sostenibilidad

Éstos cubren cuatro áreas de estudio: medición y reporte; estrategia y gobernanza; objetivos y reducción de impacto y, por último, colaboración e innovación con los grupos de interés. Junto a estos cuatro indicadores hay que incluir las “Mejores Prácticas” que han puntuado de manera independiente.  

El TOP 5 español de este estudio lo componen: Acciona, Telefónica, Ferrovial e Iberdrola —ambos con la misma puntuación— y Gas Natural FenosaInditex ha entrado por primera vez entre los 10 primeros ocupando la 7ª posición.

Una primera conclusión común es que tanto el Acuerdo de París como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU han contribuido a que las empresas del IBEX 35 vean la sostenibilidad definitivamente como un elemento estratégico. Consecuencia de ello es que “la puntuación media obtenida por las empresas de este índice ha aumentado respecto a 2016 —pasando del 49% el año pasado al 56% en 2017—. Sin embargo, algunas organizaciones no han mostrado el nivel de compromiso y ambición deseados, quedando expuestas a las consecuencias de futuros riesgos climáticos y con un largo camino por delante si quieren competir con los líderes del IBEX 35”, ha subrayado, Cristina Raventós, la máxima responsable en España de Carbon Clear. Por lo tanto, se señala que existe una brecha o dos velocidades en la apuesta que las empresas del IBEX 35 hacen por la sostenibilidad o RSE/RSC.

Por sectores, Petróleo y Energía crece 8 puntos

El sector de Petróleo y Energía es el que se ha alzado de nuevo con la puntuación media más alta, un 71% en 2017, 8 puntos más que en 2016. Si bien se han observado claras mejoras en las áreas de medición y reporte y en estrategia y gobernanza, sus estrategias y objetivos de reducción siguen estando lejos de las mejores prácticas.  Aunque es cierto que la mayor parte de las compañías del sector energético tienen planes de reducción de emisiones, el nivel de ambición demostrado no es tan alto como se esperaría de esta industria, “ninguna compañía del sector ha alcanzado la neutralidad en carbono y sólo dos empresas se han comprometido a establecer objetivos en base a ciencia, ninguna de ellas habiéndolos validado todavía”, ha explicado Raventós. Teniendo en cuenta que el cambio climático representa un reto mayúsculo para la empresas del sector petróleo y energía, hay que destacar una actitud positiva al respecto y con un sector que continúa evaluando y aprovechando las oportunidades que éste ofrece.

Materiales Básicos, Industria y Construcción

El sector de los Materiales Básicos, Industria y Construcción sólo representa un 20% del total de compañías del IBEX 35 pero es responsable de más de la mitad del total de las emisiones de Alcance 1 (emisiones de GEI directas desde fuentes que son propiedad de o están controladas por la empresa) y Alcance 2 (las emisiones indirectas de GEI asociadas a la generación de electricidad adquirida y consumida por la organización). Si bien este sector no es el que obtiene una mayor puntuación en media (57%, subiendo desde un 52% en 2016), se afirma en el documento que lidera el camino hacia las buenas prácticas con dos compañías dentro del top 5 y una más en el top 10.

En líneas generales, han demostrado prácticas excelentes en aspectos de medición y reporte, así como un buen nivel de colaboración con la cadena de valor, todas las compañías reportan sus emisiones de Alcance 3 (emisiones indirectas consecuencia de las actividades de la empresa, pero que ocurren en fuentes que no son propiedad y que no son controladas por la empresa). Sin embargo, las acciones llevadas a cabo en general no son lo suficientemente ambiciosas y estas buenas prácticas no siempre se materializan en una estrategia robusta y en objetivos lo suficientemente ambiciosos.

Para Cristina Raventós, manager de Carbon Clear en España, “el uso de renovables debe ser un área de mejora para  este sector ya que no se han dado grandes progresos en este sentido respecto al año pasado. Únicamente alrededor del 40% de las compañías del sector (igual que en 2016) han adquirido energía renovable y/o la han autogenerado”.

Por otro lado, debido en gran medida al tipo de actividad del sector, la gestión de la cadena de suministro debe ser un área de foco. En este sentido, los autores del informe valoran positivamente el mayor énfasis dado a las actividades de colaboración e involucración con proveedores con respecto a 2016, concibiendo esta colaboración como una manera de influenciar a sus grupos de interés y trabajar de manera colaborativa en la reducción de su impacto. 

En general, la mayoría de los sectores han mejorado su puntuación, incluso el sector de Servicios de Consumo que obtiene la peor puntuación de nuevo pero que mejora en seis puntos respecto a 2016, pasando de un 37% en 2016 a un 43% en 2017.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top