La compañía suiza especializada en nutrición, salud y bienestar se ha propuesto como reto para alcanzar en tres años la continua reducción en azúcares, sodio y grasas saturadas. Concretamente, en Europa, para 2020, esperan eliminar 18.000 toneladas de azúcar de todos los productos que Nestlé venda en el continente europeo
Los recortes de Nestlé para 2020: azúcar, sal y grasas

En cuanto al sodio, confían en reducir la sal añadida en los productos Nestlé en todo el mundo para 2020 en un 10% para ayudar a las personas a cumplir las recomendaciones internacionales sobre la ingesta de sal. Y también, en todo el mundo, para 2020, alcanzar el compromiso adoptado en 2014 de reducir las grasas saturadas en un 10% en todos los productos relevantes.

Otro reto importante para esta multinacional es lanzar alimentos y bebidas más nutritivos, especialmente para las embarazadas, las madres y los niños. Así pues buscarán diseñar y lanzar productos que satisfagan las necesidades nutricionales diarias y las carencias nutricionales clave de lactantes, niños de hasta 12 años, madres y embarazadas. Así se desprende de su la memoria social  Nestlé en la sociedad 2016 , que responde al propósito de la Compañía de mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable, concentrándose en las personas y familias, las comunidades y el planeta. Enmarcado en la celebración del 150 aniversario de Nestlé que tuvo lugar el pasado año, el informe aporta una serie de indicadores y ejemplos concretos que constatan el progreso de la empresa en las diferentes áreas, así como los retos a alcanzar hasta 2020.

Asimismo, tienen la meta de promover la educación en nutrición y el fomento de hábitos de vida saludable. En España, para 2017, quieren poner en marcha una herramienta para fomentar una alimentación equilibrada entre los más pequeños de la casa, involucrando en su uso a toda la familia. Este programa educacional busca recuperar en los hogares los valores de la dieta mediterránea, ampliamente conocida por sus múltiples beneficios para la salud. Además, se proponen en todo el mundo, para 2020, mantener los programas mundiales Nestlé Healthy Kids existentes y medir su impacto en los niños a partir de cinco objetivos de ámbito mundial: tomar alimentos nutritivos y variados, gestionar raciones, elegir el agua como la primera opción de bebida, jugar y llevar una vida activa, y mantener unos buenos hábitos de higiene. Del mismo modo, se han fijado para 2020 apoyar a 50 millones de niños y familias de todo el mundo mediante los programas de nutrición y cambio de comportamientos de Nestlé, un hito importante dentro de las ambiciones generales para 2030.

En la memoria social de 2016 Nestlé España también se destaca los siguientes aspectos relevantes: la presentación del III Observatorio Nestlé de Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias, que constató que más de 5 millones de españoles son flexitarianos; los más de 1.600 jóvenes menores de 30 años que se beneficiaron de la iniciativa "Nestlé needs YOUth en España, entre 2014 y 2016; y que Nestlé España redujo en un 59,4% el uso de agua por tonelada de producto fabricado; en un 74% los residuos a vertedero y en un 15% las emisiones de gases de efecto invernadero por tonelada de producto acabado entre 2010 y 2016.

 

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top