La vida de Martha Herrera es un "sinvivir". No para, pero lo que hace le encanta y lleva así desde hace 20 años desde que comenzó a trabajar para CEMEX, cuando hablar de sostenibilidad era predicar en el desierto. Ser la directora global de sostenibilidad de esta multinacional es una gran responsabilidad
Martha Herrera: las empresas no pueden convivir en entornos que no sean sostenibles

En su haber cuenta el conseguir pasar de ser una empresa tradicional de producción de cemento y hormigón a posicionarse como una empresa que presta servicios de construcción para mejorar la calidad de vida de sus clientes y del planeta. Su objetivo es “Construir un mejor futuro”. Y no son sólo palabras bonitas

Herrera tiene un discurso coherente con lo que se espera de una empresa de la magnitud de CEMEX, incluso más avanzado que muchas del Ibex35 en España. La empresa no se centra en la acción social tradicional sino que apuesta por negocios sociales innovadores en la base de la pirámide que aportan beneficios tanto a la empresa como a la sociedad.

Hablar con Martha le retrotrae a uno a los principios de la RSE, cuando hablar de sostenibilidad, de derechos laborales, materias sociales o de compartir valores significaba ser un bicho raro. Estos días ha sido premiada por el World Business Council For Sustainable Development (WBCSD) con por  su por su liderazgo y contribución a la igualdad de género

La Responsabilidad Social ha tenido una evolución en CEMEX, iniciaron este viaje hace más de 20 años con un enfoque filantrópico y de relación con la comunidad y poco a poco la han ido acercando a la estrategia de la compañía. “Siempre se sigue aprendiendo y mejorando, pero hoy en día ya tenemos interiorizados estándares internacionales en la estrategia. Hemos incluido las expectativas de nuestros grupos de interés y hemos encontrado los impactos que tenemos para disminuirlos y para maximizar los beneficios”. El propósito de esta multinacional es claro: construir un mejor futuro buscando contribuir al desarrollo de los países en los que opera a través de ofrecer soluciones innovadores y sostenibles para la industria de la construcción, cuenta Martha Herrera.

La hoja de ruta de RSE de CEMEX tiene cuatro prioridades: la parte económica, la social, medioambiental y la gobernanza (valores de la compañía). En la pata social hay tres prioridades: los empleados, cómo ser un co participante del desarrollo integral de las comunidades en las que participan y cómo generar éxito a los clientes. “Las empresas no podemos convivir en entornos que no sean sostenibles y prósperos. No podemos estar divorciados del desarrollo económico, medioambiental y social de las sociedades”, subraya Martha Herrera. La clave para impulsar esta estrategia en los más de 50 países en los que opera CEMEX es entender que cada contexto es diferente, se tiene la base de ése plan pero hay que escuchar el contexto local. Y no olvidar que las compañías si trabajan de manera colectiva pueden tener un impacto mucho mayor.

La directora de Responsabilidad Social Empresarial/Corporativa de CEMEX, que también es la presidenta de la Junta Directiva de RedEAmérica, la red temática que tiene como misión cualificar y expandir la acción empresarial para la promoción de comunidades sostenibles en América Latina, ha recibido recientemente el premio "WBCSD Leading Women Awards". Un reconocimiento que tiene el objetivo de mostrar el destacado liderazgo empresarial de las mujeres de empresas miembros del WBCSD(World Business Council For Sustainable Development) que están trabajando duramente para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en especial al empoderamiento de la mujer. “Tengo una pasión muy grande por lo que hago y por dejar una huella, la empresa donde trabajo me ha facilitado todo esto”, reconoce Herrera. Un ejemplo de esa meta de crear impacto es “Construyo contigo”, un negocio social de la compañía enfocado a ser autosostenible ayudando a contribuir uno de los grandes problemas que tiene México: el déficit de vivienda. “Establecemos pequeños centros productivos donde las propias familias fabrican los componentes para su vivienda en grupos y cuando pueden van y recogen su material y autoconstruyen. Una autoconstrucción que se hace con asesoría técnica para que construyan de una manera segura. Se les da capacitación e intentamos lograr una cohesión social de la comunidad”, explica.

Para terminar, le preguntamos cuál es su visión de la construcción sostenible. Tal y como recalca la directora de RSE de CEMEX, es un tema que incluye muchos elementos, pero algunos de los focos de los que más se habla en esta industria es la economía circular, el fortalecimiento de la vivienda social o la planificación urbana. “La innovación es también fundamental, nuestros centros de Suiza y la ciudad de México están constantemente desarrollando nuevos productos que son sostenibles y resilientes. Algo muy importante para seguir contribuyendo con el desarrollo sostenible”, puntualiza Martha Herrera.

Jordi Jaumà & Ignacio Cayetano

¿Te ha gustado el artículo?

5 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top