En abril se conmemoró la tristemente conocida tragedia del Rana Plaza. El derrumbe de un edificio en Bangladesh que costó la vida a 1.134 personas e hirió a más de 2.000. El edificio albergaba cinco fábricas de ropa que producían para marcas europeas y norte americanas. Esta tragedia sacaba a la luz las deficiencias sistemáticas de la industria de la ropa que, con frecuencia, esconde violaciones de los derechos humanos y laborales
Ropa transparente y justa

La Unión Europea es uno de los principales destinos de la ropa producida en países con alto riesgo de violación de los derechos humanos y las multinacionales europeas concentran buena parte de su producción en esos países.

Las exigencias de abordar desde la Unión Europea cuestiones fundamentales como los derechos laborales, los derechos humanos y la necesidad de una mayor transparencia de las cadenas de suministro en el sector textil ha sido una constante en estos cuatros años desde muchas organizaciones de la sociedad civil.

A finales de abril el Parlamento Europeo aprobó por mayoría absoluta un informe que exige a la Comisión presentar una propuesta legislativa que obligue a las empresas europeas del sector de la confección a controlar sus cadenas de producción.

 En Espacio para la Responsabilidad hemos hablado con Lola Sánchez, diputada de Podemos en el Parlamento Europeo e impulsora del informe que ha sido aprobado.

 Escucha el programa de radio aquí 

Espacio para la responsabilidad es un microespacio en el que se habla de responsabilidad social corporativa y sostenibilidad, de cuales son sus claves y tendencias además de todo lo que sucede en  España y a nivel internacional entorno a la RSC/RSE. Realizado por el Observatorio de RSC. Se emite todos los martes a las 18:47 horas en Radio 5, RNE.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top