Viste pantalones cortos caquis, camisa de amplios cuadros, reloj con brújula, sombrero Coronel Tapiocca y pulsera de la ONG que siempre cita. No podrá dialogar con él porque no sólo es periodista sino que también es activista. Este es el cliché del periodista ambiental. Que no le confundan, simplemente es una imagen. A pesar de no levantar pasiones en las facultades de periodismo, esta especialización tiene largo recorrido. Esto no es un artículo de opinión
España, la mina de oro del periodismo ambiental

Raro es aquel estudiante de periodismo que en su primer día de facultad airea que su meta es convertirse en periodista ambiental. Corresponsal de guerra, deportes y política son las especializaciones favoritas. Sin embargo, los problemas ambientales derivados de la acción humana y de la propia evolución natural, son una parte determinante de los condicionantes de nuestra evolución como especie y como civilización, por lo que en principio es una especialización con futuro, cuenta a Diario Responsable Luis Balairon, ex Director del Programa de Cambio Climático de AEMET. “La incertidumbre de esta afirmación no radica tanto en el contenido de la actividad, sino en la incertidumbre sobre las formas futuras que caracterizarán el periodismo en el futuro, sea o no ambiental”, subraya el experto. Si uno ojea los periódicos más importantes del mundo percibirá que el calentamiento global es un tema candente en todos ellos. A pesar de ser un asunto que los científicos llevan años alertando, parece que es ahora cuando la gente comienza a creerlo, a considerar que hay que reaccionar y por lo tanto informarse. El periodista ambiental de ENDS Europe, José Rojo, tiene claro que hay futuro en esta especialización; se vive un momento en el que los grandes poderes fácticos han decidido que quieren saber más sobre cómo el cambio climático podría afectar a su parcela particular de poder. “Los temas ambientales son complejísimos, tocan como pocos otros la gran pregunta que tiene ante sí la humanidad: cómo generamos suficiente energía y comida para un planeta sobrepoblado y cómo lo hacemos de una forma sostenible. Responder a esa pregunta implica tocar lo político, lo energético, lo científico, lo social, exige un “interpretador” (que no opinador) y ahí el periodismo sigue siendo esencial”.

ecologia politica copy copy

La crisis que vive el sector periodístico ha diezmado las redacciones, menos profesionales y más carga de trabajo para los que siguen. Con este escenario, el periodismo ambiental aunque sea un tema de vital importancia, está quedando relegado en la mayoría de los casos al apartado de noticias curiosas del día en internet o al breve del papel, con excepción del Acuerdo de París o la  aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “El periodismo ambiental no es hablar de cuatro sapos, pajaritos y florecillas. Hay que tomar la sartén por el mango, nosotros podemos ser el cambio del desarrollo sostenible y con internet se abren nuevas oportunidades para este especialidad”, destacó el periodista de la SER, Javier Gregori, en las pasadas jornadas de Periodismo Ambiental organizadas por Unidad Editorial y Ecoembes. En un año de incertidumbre de Gobierno, entrevistas a políticos y debates casi a diario, el tema del medioambiente ha pasado desapercibido entre los representantes públicos y parte de culpa también la tienen los profesionales de la información. “Parece que a los partidos políticos no les interesa y si se les pregunta siempre contestan lo mismo. Estaría bien que para otras elecciones promoviéramos un debate ambiental en hora de máxima audiencia”, propuso Cristina Villanueva, presentadora de la Sexta, en la misma jornada. Pese a la indiferencia mediática de los políticos con el medioambiente, lo cierto es que tal y como anunció EQUO: la ecología sí ha entrado en el Congreso de los Diputados. Esta será la legislatura con más número de diputados ecologistas de la historia de España: cinco. Políticos con fuerte interés en el medioambiente que llevarán el tema a la Cámara Baja. ¿Enviarán los medios de comunicación periodistas especializados que sigan con rigurosidad la actividad parlamentaria de estos políticos? Parece difícil. España tiene periodistas ambientales de gran calidad pero es evidente que el volumen de información ambiental ha descendido, cuenta Clara Navío, presidenta de APIA (Asociación de Periodistas de Información Ambiental).“Los que toman las decisiones en los medios continúan sin darse cuenta de la importancia e interés para la sociedad de los temas ambientales”, lamenta. Y las nuevas generaciones de plumillas tampoco muestran especial atención. El coordinador del módulo de audiencias del Máster de Innovación en Periodismo de la UMH, José Alberto García Avilés, certifica que el periodismo ambiental es una especialidad que apenas la demandan los estudiantes. “Se trata de un nicho muy especializado y en mi opinión, bastante saturado. Pienso que para que un proyecto en este ámbito tenga futuro, ha de ampliarse a temas de tecnología, ciencia y salud, con objeto de llegar a una base más amplia de personas”, subraya el también profesor y doctor en Comunicación. Una buena salida sería innovar en la forma de contar y atraer al lector; porque la sequía, los conflictos del agua, el pulso entre el turismo, la conservación natural, los asfixiantes veranos, los incendios forestales y el espectacular potencial de energías renovables convierten a España en una mina de oro para la temática ambiental. “Puede que no nos hayamos dado cuenta hasta ahora pero lo ambiental define nuestro país como pocos y será necesario quien escriba sobre ello”, asegura José Rojo.

periodismo ambiental

ecologia politica

Si los medios no prestan especial atención al periodismo ambiental y los estudiantes tampoco encuentran el tema atractivo, ¿entonces qué? ¿cómo fomentar una especialidad que resulta poco sugerente pero que es de gran relevancia? La solución no es fácil, pero el ejemplo de Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases en España, puede guiar el camino. Su fórmula: promoción en el terreno, en la redacción, de este tipo de periodista y la educación.

“La información ambiental cada vez tiene más importancia en una sociedad responsable y es necesaria la labor de los medios de comunicación como correa de transmisión de estos valores medioambientales”, cuenta la directora de Comunicación de Ecoembes, Nieves Rey. Varios acuerdos entre esta entidad, APIA y las agencias de noticias Europa Press y EFE posibilitan que estudiantes de periodismo hagan prácticas remuneradas enfocada a la temática ambiental. “El apoyo de las empresas al periodismo ambiental es sumamente importante, permite a los jóvenes conocer la especialidad o si ya les interesaba realizar prácticas y coger experiencia con remuneración”, precisa Clara Navío.  Otra iniciativa de Ecoembes en apoyo al periodismo ambiental es la co organización junto a la Universidad Politécnia de Madrid del curso de verano La innovación comunicación ambiental', cuyo objetivo es el de poner en valor las experiencias de éxito de distintos medios en el ámbito de la información ambiental y debatir cómo llegar mejor al ciudadano a través de las nuevas tecnologías. “La innovación y generación de ideas en un ambiente abierto y diverso es fundamental, y de eso se trata, el curso es un germen de discusión abierta y multidisciplinar. Ecoembes es un buen partner para este tipo de curso, tiene una experiencia muy amplia en temas de comunicación en todos los medios y niveles, así como programas innovadores en educación ambiental”, reflexiona Jose Vicente López, director del curso. 

Pero no sólo hay que incidir en los que ya han optado por ser reporteros, hay que comenzar desde más abajo. Meter el medioambiente en las aulas, o como apunta Nieves Rey, “abrir las ventanas de las escuelas para introducir la naturaleza. Ya lo decía Giner de los Ríos: un día en el campo vale mas que un día de clase".

Se ama lo que se conoce”, éste es el lema de una experiencia piloto que Ecoembes quiere desarrollar para introducir una asignatura de medio ambiente en las escuelas. Una iniciativa que indirectamente también despertaría el interés por el periodismo ambiental. “Para construir una sociedad responsable y comprometida con el medio ambiente, en todas sus facetas no sólo en el reciclaje, hay que hacer conocer las cosas a toda la sociedad, y aquí comenzaremos por los más pequeños”, explicó el CEO de Ecoembes, Óscar Martín, en la Presentación de Resultados 2015.

España, el país europeo con más biodiversidad no valora lo suficientemente el periodismo ambiental. Tiene una mina de oro y por ahora no la explota. “A veces se nos ve como hippies abrazaárboles. No somos enemigos para políticos y empresarios. Que cubramos conflictos ecológicos no implica que asumamos como propias las reivindicaciones ecologistas o al menos de una forma que afecte a nuestra imparcialidad”, reconoce José Rojo.

@ignaciocayetan 

¿Te ha gustado el artículo?

6 No me ha gustado 2

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top