Conoce en un minuto y cuarenta segundos el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono. El cual tiene como objetivo fomentar, apoyar y difundir el esfuerzo de aquellas organizaciones españolas comprometidas en la lucha contra el cambio climático, que calculan su huella, la reducen y pueden llegar a compensarla.

En marzo de 2014 se aprobó el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono, una iniciativa del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (MAGRAMA) a través de la Oficina Española de Cambio Climático, para apoyar y difundir el esfuerzo de las organizaciones españolas que calculan su huella de carbono, y pueden llegar a reducirla y compensarla, así como para impulsar actuaciones de secuestro de carbono en territorio nacional.

Este sello fue creado con el objetivo de reconocer a aquellas organizaciones comprometidas en la lucha contra el cambio climático aunque, en ocasiones, el registro y el proceso puede implicar cierta complejidad para las empresas interesadas.

Por ello, para lograr un mayor alcance del proyecto, el MAGRAMA junto con la consultora EcoAvantis, han realizado un video en el que se explica de una manera muy sencilla de que trata dicho proyecto y cuáles son los pasos que se deben seguir para obtener cada uno de los sellos.

Como se expone en el video, hay tres posibles maneras para que las empresas sean acreditadas con este sello:

  1. Calculando su huella de carbono y estableciendo un plan de reducción.
  2. Reduciendo su huella de carbono. 
  3. Realizando actividades de compensación de su huella de carbono.

En la actualidad el proyecto cuenta con 245 empresas y organizaciones acreditadas en alguna de sus modalidades, aunque el MAGRAMA está llevando a cabo diversas actuaciones para que muchas otras organizaciones se unan. Es el caso del Plan Pima Empresa que, con una dotación de 5 millones de euros, busca impulsar la puesta en marcha de actuaciones relacionadas con la lucha contra el cambio climático propuestas por las empresas inscritas en el Registro.

Y es que con esta iniciativa, no solo se consigue que las organizaciones mejoren su competitividad a través de la reducción de costes energéticos y la mejora de la reputación, sino que se pretende fomentar una reducción del balance neto de carbono del país. 

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top