La Declaración Vasca incluye un total de 15 vías para apoyar y acelerar las transformaciones socio-culturales, socio-económicas y tecnológicas que aseguren una calidad de vida digna a la ciudadanía, a la vez que respetan los ecosistemas locales y globales y los recursos naturales disponibles
La Declaración Vasca, el camino hacia una Europa inclusiva y habitable

La Declaración Vasca ha sido suscrita por los representantes locales y regionales que participan en la 8ª Conferencia Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles, con el objetivo de ofrecer a las sociedades urbanas vías para convertirse en entornos productivos, sostenibles y resilientes. 

En un momento en el que Europa y la Unión Europea están afrontando importantes retos sociales y financieros, los líderes locales han dado un paso hacia adelante para asegurar la calidad de vida de la ciudadanía y para crear regiones estables y productivas.

La Declaración Vasca hace hincapié en la necesidad y el deseo de los líderes locales de dar un paso más y de buscar maneras innovadoras de implicar a la sociedad civil con el objetivo de superar los retos económicos, medioambientales y sociales y, al mismo tiempo, subraya la importancia de encontrar soluciones sostenibles que aporten valor económico para beneficio de la población local.

La declaración reconoce la necesidad de acciones transformadoras para “descarbonizar” el sistema energético, configurar patrones de movilidad urbana sostenible, reducir la explotación de espacios naturales, proteger y mejorar los servicios de los ecosistemas y la biodiversidad, proteger los recursos hídricos y la calidad del aire, adaptarse al cambio climático, mejorar los espacios públicos, proveer viviendas adecuadas, garantizar la inclusión social y fortalecer las economías locales.      

Para conseguir estos objetivos, la Declaración Vasca fija un total de 15 vías que permiten avanzar hacia una Europa inclusiva y habitable. Estos caminos conducen a una transformación socio-cultural, socio-económica y tecnológica. En el ámbito socio-cultural, es una llamada a reflexionar sobre la brecha entre el sector público y privado, y a involucrar a la ciudadanía. El texto propone la estimulación de las cadenas de valor locales, la puesta en marcha de enfoques innovadores sobre financiación y el progreso hacia una economía circular. En cuanto a la transformación tecnológica, la Declaración Vasca pone de manifiesto la importancia de utilizar tecnologías inteligentes, de integrar la contratación pública como una herramienta de gran valor y la utilización de estándares open-data.

La Declaración Vasca tiene como objetivo inspirar a ciudades y pueblos en los procesos de desarrollo y creación de sus propias acciones transformadoras.

El documento es uno de los resultados más importantes de la 8ª Conferencia Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles, que se celebra en Bilbao del 27 al 29 de abril de 2016, y es un paso importante tras la Carta de Aalborg (1994) y los Compromisos de Aalborg (2004).

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top