La acción social es o no es RSE. Esa ha sido la conversación que subyace a toda la entrevista con Ana Sainz, una persona cercana con mucho que contar y con una visión muy clara. Mira a los ojos mientras explica con convencimiento su trabajo en la Fundación SERES. La Directora General -que aterrizó en el sector hace seis años desde Bankinter y de la mano de Juan Arena- es una apasionada de la tecnología y de la medición de impactos. En su trabajo, Ana, está rodeada de mujeres. Llama la atención que en su equipo de diez, de momento, solo hay un hombre Miguel Laloma, rodeado de mentes brillantes
Ana Sáinz: “La Fundación SERES no ve la acción social como filantropía”

La Fundación SERES busca que la empresa integre a la sociedad en su estrategia y decisiones. Nació en 2009 con la acción social en la mente pero con otro enfoque: acción social para generar valor. “Buscamos la conexión entre las empresas y la sociedad, queríamos potenciar el impacto de la persona. La Fundación SERES no ve la acción social como filantropía, si la empresa y la sociedad trabajan juntos y encuentran conexión hay una oportunidad para ambas, pero esta no tiene nada que ver con donar o filantropía, es valor compartido”, explica la Directora General.

Con el objetivo de buscar un cambio, un nuevo modelo de hacer empresa donde en la estrategia se incopora a la sociedad como un agente clave y se interactua con ella, la Fundación Seres ya ha incorporado 123 empresas. “Hablamos con las organizaciones sobre cómo integrar este tipo de actividades en todos los departamentos, qué preguntas deben hacerse para que realmente esto se integre y trabajamos mucho también la persona beneficiada: cómo integrar a personas con discapacidad, diversidad, violencia de género…”, detalla Ana Sainz. Asimismo, nos contó cómo la Fundación SERES mide el impacto de las iniciativas sociales dentro de la compañía, cómo éstas ayudan a crecer y cómo ayudan a alinearse con la estrategia de negocio, esto lo hacen con la herramienta de medición rsc2. Y cómo junto a Deloitte han elaborado ya dos informes sobre el Impacto Social de las Empresas, donde miden cómo la empresas con sus capacidades contribuyen a la sociedad.

El tema de los Papeles de Panamá, ¿dónde está la honestidad? Le preguntamos a la invitada al Sillón Rojo de Diario Responsable. “Hay mucho que cambiar, es un camino que recorrer, muchos intentamos que estas cosas no pasen. Creo en la honestidad de las personas y que son pocos los que aparecen en los papeles, por eso a los medios les pido muchas veces que muestren las buenas prácticas no sólo cuando hay que penalizar o castigar las malas prácticas. Pero me preocupa lo que dejamos a las siguientes generaciones, todo lo que tiene que ver con los valores”. Respecto al escándalo de las emisiones que está acechando al sector de la automoción, Ana Sainz cree que se necesita un cambio cultural y eso lleva su tiempo,  “desde la Fundación SERES se intenta que la RSE (Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa) sea algo transversal, no accesorio, que emane desde toda las áreas y dirigido desde arriba. No es caridad o filantropía, sino una manera de hacer empresa. Pero claro que esto no quita que siempre haya alguna persona que se escape”, comenta.

Para terminar, Ana Sainz nos comentó un reto importante de la Fundación SERES: “Tenemos muchos pero uno de los grandes es ayudar a que las empresas encuentren la innovación social dentro de su relación con la sociedad y que llegue realmente a la gente y de una manera rápida”.

¿Te ha gustado el artículo?

5 No me ha gustado 1

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top