Amnistía Internacional quiere conseguir 20.000 firmas y enviárselas a Tim Cook, Director Ejecutivo de Apple, para que la multinacional investigue su cadena de suministro
RSE.- Pide que Apple investigue si detrás de sus dispositivos hay trabajo infantil

Los móviles, portátiles o tablets tienen baterías recargables que están hechos con un mineral llamado cobalto. Más de la mitad del cobalto que se utiliza en el mundo viene de la República Democrática del Congo, donde se extrae en condiciones que violan los derechos humanos

Los mineros, adultos y niños y niñas, se juegan la vida para extraer cobalto en RDC. Excavan túneles de hasta 30 metros sin protección, sin seguridad, sin apenas aire para respirar. Al menos 80 mineros  murieron el año pasado, pero podrían ser muchos más porque muchos accidentes no se registran, y se dejan los cadáveres enterrados bajo las rocas.

Hasta 40.000 niños y niñas de entre 7 y 15 años trabajan en las minas cobrando entre 1$ y 2 $ al día por trabajar hasta 24 horas.  Llevan sacos de mineral de hasta 40 kg, lo que supera, en ocasiones, su propio peso. 

Tal y como cuenta Amnistía Internacional, la minería artesanal expone a los niños y niñas al abuso físico, la explotación sexual y la violencia. Son tan escasas las zonas habilitadas por el gobierno para los mineros artesanales que los niños intentan trabajar en las zonas controladas por las empresas mineras. Mathy de 12 años lo intentó: “Los guardias de seguridad nos pidieron dinero, pero no teníamos... Ellos cogieron a mi amigo y le empujaron a un tanque que tenía gasóleo. Lloré. Yo tenía miedo, conseguí correr, escapar y esconderme, pero vi lo que pasó”.  El cobalto extraído por niños se compra y se vende sin que empresas como Apple se pregunten cómo, dónde y en qué condiciones se extrae. 

Firma aquí la petición 

Imagen AI y Afrewatch

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top