Un día para tomar conciencia de que el consumidor tiene derecho a productos y servicios de calidad, a ser informados, escuchados y protegidos, o a ser compensados si se sufre cualquier abuso. Como también para hacer hincapié en la importancia de denunciar a aquellas empresas que cometan abusos
Decálogo para que se refuercen los derechos del consumidor

En este 15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, FACUA-Consumidores en Acción insiste en la necesidad y la importancia de promover la protección y defensa de los consumidores y usuarios en la sociedad actual, donde la "inacción de los gobiernos y el creciente aumento de los abusos y las desigualdades" están derivando en "una mayor concentración de poder de aquellos mismos que provocaron la crisis". Olga Ruiz, secretaria general de FACUA, destaca la importancia de "fortalecer" el movimiento consumerista como "contrapoder equilibrador  frente a los intereses del sector empresarial, tantas veces superpuestos, con el ‘beneplácito’ de los responsables políticos, a los de los consumidores y usuarios".  Y es que a pesar de que muchas empresas anuncian que el cliente es el centro de su estrategia de RSE (Responsabilidad Social Empresarial), la realidad es que muchas de ellas continúan situando el beneficio de sus accionistas por delante de la satisfacción del cliente.

La OCU con el fin de reforzar los derechos de los consumidores y evitar que se queden en papel mojado afirma que es necesario tomar medidas y por ello exige que se cumpla el siguiente decálogo que han realizado con motivo de esta jornada:

  • Una nueva legislación que afronte el problema del desperdicio alimentario y vele por reducir la cantidad de comida que se desperdicia en el mercado español a lo largo de toda la cadena de producción, distribución, comercialización y consumo.
  • La revisión de la legislación en materia de garantías legales para que los derechos del consumidor sean realmente efectivos
  • La aplicación de la normativa de consumo, no únicamente a las compras realizadas en tienda física sino también a las compras por Internet.
  • La revisión del método que fija el precio de la energía, para que el consumidor pague lo que realmente cuesta la energía y las compañías cobren por el precio que a ellas les cuesta producirla. 
  • La creación de una Agencia de Protección al Consumidor Financiero
  • Una regulación del fenómeno de la economía colaborativa que sea capaz de asegurar la máxima protección de los consumidores sin asfixiar un modelo con un innegable potencial de generar beneficios para la sociedad
  • La creación de una Agencia Estatal independiente de aplicación de las normas de protección de consumidores con impacto en el funcionamiento de los mercados.
  • Una reforma de la normativa de acciones judiciales colectivas para que sean una alternativa real, eficaz y plausible.
  • La implementación en todos los sectores de los sistemas de resolución extrajudicial de conflictos.
  • La creación de juzgados “de consumo”, con procedimientos adecuados para la materia, y que sin formalidades especiales y de manera inmediata puedan resolver las reclamaciones de los consumidores y usuarios. 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top