Calidad Pascual y su política de RSE (Responsabilidad Social Empresarial) han sido premiadas por la Cámara de Comercio de Barcelona
La RSE de Calidad Pascual premiada por la Cámara de Comercio de Barcelona

La institución, cuyo trabajo garantiza la promoción de la actividad económica y empresarial y el desarrollo sostenible de Cataluña, reconoce, de esta manera, la generación de valor social, laboral y medio ambiental de Calidad Pascual en Cataluña.

La empresa de alimentación y bebidas recibió el pasado viernes el premio ‘Empresa Responsable’ de la mano del presidente de la Delegación en Osona de la Cámara de Comercio de Barcelona, Josep Pujadas. Un galardón que premia la labor social que Pascual lleva desarrollando en Cataluña desde los años 80.

La vinculación de Pascual con esta tierra se remonta a esa década, con la comercialización de sus productos en todo el territorio catalán. En 2004, Calidad Pascual inaugura su planta de envasado de leche en Gurb (Osona), que procesa más de 200 millones de litros anuales de leche, procedentes de ganaderías 100% catalanas; y que supuso una inversión de 72 millones de euros. La planta de Gurb genera, actualmente, más de 100 trabajos directos y cerca de 300 indirectos.

En palabras de Francisco Hevia, director de Responsabilidad Corporativa, el premio otorgado por la Cámara de Comercio de Barcelona, “reconoce el compromiso de Calidad Pascual con la sociedad catalana; el cual no solo se traduce en la generación de una actividad empresarial; sino que se extrapola a todas las áreas de la compañía de manera transversal, con especial incidencia en los impactos laborales, sociales y medio ambientales”.

En el ámbito de las personas, Calidad Pascual cuenta con la certificación de Empresa Familiarmente Responsable; que se traduce en un 90% de  contratos indefinidos, la paridad entre hombres y mujeres y numerosas ventajas para los trabajadores, como el horario y retribución flexible.

El ámbito social es otro de los ejes sobre los que se vehicula la política de Responsabilidad Social de Calidad Pascual, destacando el Grupo de Voluntariado, el cual colabora con el Banco de Alimentos de Barcelona, en la ‘Gran Recogida de Alimentos’ y en diversas campañas de Cáritas y Cruz Roja, entre otras.

El medio ambiente, como señala Francisco Hevia, “es otro campo en el que estamos trabajando intensamente en Cataluña. Nuestro compromiso con nuestro entorno es tan antiguo como la empresa, pero en los últimos años hemos puesto en marcha un Plan de Gestión de Impacto Ambiental que integra la sensibilidad medioambiental en el corazón de las decisiones de la empresa”.

En este campo, destacan las acciones enfocadas al análisis del ciclo de vida de los productos, la promoción de la concienciación ciudadana en relación al desperdicio de alimentos y la disminución de la huella de carbono corporativa, gracias a la mayor flota de vehículos sostenibles de Europa.

Por último, la empresa ofrece un conjunto de servicios de ayuda y asesoramiento agropecuario para optimizar los costes de producción de las explotaciones ganaderas y la calidad y seguridad alimentaria de la leche.

Para Calidad Pascual, como señala Hevia, este reconocimiento de la Cámara de Comercio de Barcelona supone un aliciente más para “seguir trabajando en la generación de valor al conjunto de la sociedad catalana. Desde la creación de empleos directos e indirectos, hasta la colaboración con causas sociales y el cuidado del medio ambiente”. Todo ello en aras de contribuir a la creación de “una sociedad mejor y más sostenible”.

Síguenos

Top