Publicado el

El uso de los distintos productos que fabrica Unilever supone el 69 por ciento del total de la huella medioambiental de los mismos, siendo la primera fuente de emisiones por delante de las materias primas.

 


En concreto las materias primas suponen el 25 por ciento, el proceso de fabricación el 3 por ciento y la distribución el 2 por ciento, según ha puesto de relieve Ana Palencia, directora de Comunicación de la multinacional en nuestro país, durante un encuentro organizado por Forética.

De esta forma la compañía ha puesto en marcha el “Plan para una Vida Saludable” que tiene tres ejes como son la salud y el bienestar, el medioambiente, y la calidad de vida de las personas.

Para cada uno de los ejes la empresa anglo-holandesa tiene objetivos medibles a corto y medio plazo como ayudar a 1.000 millones de personas a mejorar sus hábitos de higiene, reducir a la mitad el impacto de los gases de efecto invernadero provocados por sus productos durante su ciclo de vida y mejorar la calidad de vida de las personas con el compromiso de que, en 2020, el 100 por cien de las materias procedentes de la agricultura sean sostenibles.

Así, en el apartado de salud y bienestar Palencia hizo referencia al Programa de Potenciación de la Nutrición de la compañía con el objetivo de mejorar el perfil nutricional de los alimentos reduciendo su contenido en socio, azúcares, grasas saturadas y grasas trans.

En cuanto a la calidad de vida, las acciones se centrarán esencialmente en las zonas del mundo en vías en desarrollo, presentando el proyecto más importante que la compañía llevará a cabo este 2011 con la ONG de Bangladesh BRAC.

En este artículo se habla de:
NoticiasEmpresas

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies