Nos encontramos inmersos en una crisis que nos está haciendo replantearnos buena parte de nues­tro sistema económico, social y político.  Probablemente estemos viviendo un momento de transición en la forma de concebir y vivir la ciudad, donde lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer y eso se acaba traduciendo en una tensión entre la planificación y el desgobierno.



Nos encontramos inmersos en una crisis que nos está haciendo replantearnos buena parte de nues­tro sistema económico, social y político.



Probablemente estemos viviendo un momento de transición en la forma de concebir y vivir la ciudad, donde lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer y eso se acaba traduciendo en una tensión entre la planificación y el desgobierno.



Las ciudades no son ajenas a este momento y necesitan de una reflexión que, incorporando los crite­rios de sostenibilidad, les permitan priorizar aquellas actuaciones que pueden ayudarles a convertirse en ciudades más humanas y más sostenibles.


La eficiencia energética y la apuesta por las energías renovables son dos puntos básicos para caminar hacia la sostenibilidad en nuestras ciudades. De ahí que, a finales del año pasado, en Madrid y Zaragoza, bajo el título “Ciudad, Energías Renovables y Eficiencia energética”, se dieran cita expertos de distintas disciplinas para poner de manifiesto la necesidad de avanzar por esta senda y compartir experiencias de las que aprender, de la misma ma­nera que hace apenas unas semanas el congreso SB10MAD mostraba iniciativas de reciclaje urbano que nos tienen que hacer repensar nuestras formas de construir la ciudad.

Hoy más que nunca, se hacen necesarios liderazgos públicos sobre ideas y proyectos claros y coherentes de ciudad, evitando “huidas hacia delan­te” como las que se pueden estar produciendo en algunas ciudades.

En este número, queremos poner de manifiesto que esPosible una ciudad más sostenible, y se pueden dar grandes pasos en este camino, como se está haciendo ya en algunos lugares.

Las ciudades no son ajenas a este momento y necesitan de una reflexión que, incorporando los crite­rios de sostenibilidad, les permitan priorizar aquellas actuaciones que pueden ayudarles a convertirse en ciudades más humanas y más sostenibles.

La eficiencia energética y la apuesta por las energías renovables son dos puntos básicos para caminar hacia la sostenibilidad en nuestras ciudades. De ahí que, a finales del año pasado, en Madrid y Zaragoza, bajo el título “Ciudad, Energías Renovables y Eficiencia energética”, se dieran cita expertos de distintas disciplinas para poner de manifiesto la necesidad de avanzar por esta senda y compartir experiencias de las que aprender, de la misma ma­nera que hace apenas unas semanas el congreso SB10MAD mostraba iniciativas de reciclaje urbano que nos tienen que hacer repensar nuestras formas de construir la ciudad.

Hoy más que nunca, se hacen necesarios liderazgos públicos sobre ideas y proyectos claros y coherentes de ciudad, evitando “huidas hacia delan­te” como las que se pueden estar produciendo en algunas ciudades.

En este número, queremos poner de manifiesto que esPosible una ciudad más sostenible, y se pueden dar grandes pasos en este camino, como se está haciendo ya en algunos lugares.

 

esPosible

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies
Top