Desde Diario Responsable, realizamos el segundo seminario virtual para reflexionar sobre las claves hacia la nueva normalidad post covid. Por ello, reunimos a un grupo de expertos para que nos hablaran de cómo las empresas están respondiendo desde sus áreas de responsabilidad social a la crisis. Y les pedimos que trataran de contestar a esta pregunta: ¿Cómo están afrontando las empresas la situación actual y cómo debe ser la nueva normalidad desde el punto de vista de la responsabilidad social?
La RSE debe ser protagonista en la nueva normalidad

Poco a poco comienza a dilucidarse el final de estas difíciles semanas. Relativamente controlada la crisis sanitaria más urgente, es momento de reflexionar acerca de cómo será el día después. La tan nombrada nueva normalidad será un desafío para todos los sectores. La clave será entonces poder ser resilientes y salir fortalecidos de esta pandemia. En este nuevo escenario, la responsabilidad social tendrá un rol protagonista, sin duda. Coordinado por Jordi Jaumà Bru, director de Diario Responsable y moderado por Almudena Diez, directora editorial, y con Clara Presman, redactora, como relatora, el debate arrojó muchas ideas sobre las que pensar, especialmente las lecciones que este periodo nos está enseñando.

En este segundo encuentro virtual participaron Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA y copresidente del Comité Directivo Global de UNEP FI (Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente); Ana Gascón:  directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia; Ana Sáinz: directora de la Fundación SERES;  Jaime Silos, director de Desarrollo Corporativo de Forética,  director del Clúster de Transparencia y Buen Gobierno y profesor de IE Law School y Elena Valderrábano, directora global de Ética Corporativa y Sostenibilidad en Telefónica y presidenta de DIRSE.

Antoni Ballabriga comenzó el seminario dando una visión general acerca de cómo están valorando la pandemia desde UNEP FI, e hizo una analogía del shock físico que genera en términos sanitarios el coronavirus con el shock del cambio climático. En este sentido, puntualizó las características inéditas de esta pandemia que le impide a las empresas modelar los riesgos, y son riesgos que afectan a los más vulnerables.

Ballabriga sostuvo que la pandemia nos deja, al menos 5 lecciones:

  1. La realidad no es lineal hay que trabajar en escenarios con otras perspectivas.
  2. Es importante invertir en resiliencia, pensar nuevas formas de trabajo ante nuevas situaciones.
  3. Dentro de las ASG el aspecto social ha tomado más peso
  4. Tenemos que escuchar mucho más a la ciencia, poner en valor la producción científica.
  5. Nos estamos dando cuenta que nos necesitamos a todos. Alianzas públicas, privadas y a las compañías.

Finalmente, concluyó que será necesario pensar la nueva normalidad basada en un modelo sostenible, verde, inclusivo y reciliente.

Ana Gascón  puso el foco en un concepto con el cual las empresas y la sociedad en su conjunto deberán familiarizarse y es la incertidumbre .  La nueva normalidad se va a definir por la incertidumbre, en absolutamente todos los planos, social, ambiental, político económico. Gascón resaltó la idea de que, ante esta nueva situación, sin dudas incómoda, los departamentos de RSE jugarán un rol muy relevante.

Por otro lado, sostuvo que las empresas deberán fijar nuevas prioridades. “Es momento de volver a la esencia de la empresa y a los compromisos que ha asumido cada empresa, es uno de los grandes aprendizajes que nos deja este momento”, concluyó.

En relación a Coca Cola, resaltó el hecho de que los empleados fueron puestos en el centro de las prioridades y que la sostenibilidad se ha vuelto más relevante en el sector alimentación y bebidas.  Por último, Gascón hizo mención a la importancia de la problemática medioambiental en la fase de reconstrucción hacia la nueva normalidad.

Por su parte, la directora de la Fundación SERES, Ana Sáinz, desarrolló 3 aspectos centrales para no perder de vista en el camino hacia la nueva normalidad:

1. No pensar tanto qué es lo que nos espera, sino pensar qué queremos: Sainz explicó que estamos en periodos cada vez más agiles a donde tenemos que desarrollar la resiliencia y la capacidad de respuesta con un gran compromiso responsable. En este contexto habrá empresas que efectivamente hagan la reflexión y podrán decidir y no que sea el contexto quien las lleve. En este sentido puso énfasis en la centralidad del propósito.

2.Aprendizajes de la crisis acerca de cómo modelamos lo que vendrá: sobre el camino hacia dónde irán las empresas, la directora de la fundación valoró que ha habido ya muchos aprendizajes e impacto positivo en la sociedad y en los medios de comunicación. Y un reconcomiendo interno. Afirmó sobre este punto, que la solución está en la colaboración de todos los sectores.

3. La transversalidad de la respuesta: la experta sostuvo la importancia de que todas las áreas de las empresas den una respuesta y un aporte en el mismo sentido. Es decir, que las medidas se hagan de manera trasversal y coordinada en todas las áreas.

El panel concluyó con la intervención de Jaime Silos, quien sugirió la importancia de que las empresas deberán hacer un buen examen acerca de qué tipo de crisis estamos viviendo. En relación a esto, insistió en que la agenda de la sostenibilidad se va a transformar re orientando sus prioridades.

Sin perder el optimismo, Silos sostuvo que la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto vulnerabilidades de las empresas y ha evidenciado tres retos:

  1. La globalización: que ha tenido aspectos beneficiosos en algún momento, pero también ha generado una vulnerabilidad sistémica.
  2. Los sistemas eficientes están puestos en cuestión: Los próximos años va a haber una tensión dialéctica entre eficiencia económica y resiliencia.
  3. La desigualdad y el covid19: La desigualdad y el virus han formado un círculo vicioso. La desigualdad ha acelerado la propagación del virus y a su vez el covid 19 ha acelerado las desigualdades a largo plazo.

Sin embargo, el Director de Desarrollo Corporativo de Forética remarcó que “la crisis ha puesto en valor la sostenibilidad, además de la centralidad del capital humano, todos los activos sostenibles han tenido mejor comportamiento en los mercados”.

Por problemas técnicos, Elena Valderrábano no pudo realizar su exposición en esta oportunidad. Contaremos con ella en otro momento.

Con exposiciones precisas y claras, cada ponente, desde diferentes perspectivas, nos dejó claves para pensar el camino hacia la nueva normalidad. Sin duda, no será un camino fácil, pero todos coincidieron en que la RSE tendrá un papel central y que ésta, lejos de convertirse en mera acción social, tendrá la oportunidad de profundizar su alcance y potencial transformador. 

La pandemia nos ha dejado un panorama complejo en todos los planos. Reconstruir la sociedad que vendrá será un gran desafío para toda la ciudadanía, el sector público y el privado. Habrá diferentes modos y estrategias, parafraseando a Nietzsche, quien tiene un porqué encuentra el cómo, entonces, será tarea nuestra apostar a que ese cómo sea desde la responsabilidad social. 

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top