En los últimos días se han dado en España dos hechos de extraordinaria gravedad vinculados con la ayuda humanitaria, uno de índole interna y otro externa: la imposición de multas a quien ayude a ''''sin papeles'''' y la retirada de las tropas de Kosovo.

 

Durante al menos 20 años España ha apostado por un modelo de crecimiento basado exclusivamente en el sector de la construcción: aporta crecimiento económico rápido, creación de empleo, ingresos a las arcas municipales y, como no, a bolsillos particulares de la clase política. Políticas económicas cortoplacistas que ahora provocan el mayor hachazo a las cifras de paro de toda Europa, camino del 20% de desempleo. Este cortoplacismo no había contemplado que dicho sector económico requiere de mano de obra de baja cualificación, en general inmigrante. Mientras interesó al país, España fue el país más tolerante en materia de inmigración. Ahora, les abandona a su suerte.

Por su parte, el maquillaje que se quiso dar al ejército como una institución de ayuda humanitaria hizo que se enviaran "misiones de paz" a todos los rincones del planeta, asumiendo claro está con ello obligaciones con la comunidad internacional. Ahora España ha retirado de Kosovo sus tropas, simplemente por el hecho que este país no reconoce al Kosovo independiente. Es decir, hace un año las tropas estaban ahí porqué habían necesidades humanitarias, y un año despues... ¿no las hay? Se pone de manifiesto que el Ejército sólo responde a motivaciones políticas, para nada humanitarias.

Huelga decir que probablemente este hecho no es específico de España: en Italia se quiere convertir a la clase médica en policía antiinmigración, y está claro que el ejército de EEUU no cumple específicamente fines humanitarios en la mayoría de sitios donde está.

Está claro pues que quien tendría que solucionar problemas del mundo, la clase política, sólo se dedica a crearlos, y ensuciar el respeto por los Derechos Humanos. La política no debe manipular al mundo, sino servirle.

España se ha cubierto de gloria en el intento.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top