Publicado el
"Las metas para 2011 son: Conseguir mayor satisfacción de los clientes, convertir a Telefónica en el mejor lugar para trabajar según sus propios empleados, lograr más crecimiento, transformarse en un referente en excelencia operativa, remunerar al accionista de forma competitiva y contribuir a la sostenibilidad con la mejor reputación corporativa." Julio Linares Consejero Delegado de Telefónica

 

 
La Cuarta Cumbre de Directivos de Telefónica que se celebró la pasada semana giró en torno a tres ejes fundamentales: la innovación, la transformación y la sostenibilidad del negocio. Los tres directores generales de las regiones donde opera Telefónica, Guillermo Ansaldo, de Telefónica España; Matthew Key de Telefónica Europa y José María Álvarez-Pallete de Telefónica Latinoamérica, fueron los encargados de desarrollar cada uno de estos puntos a lo largo de la jornada. Asimismo, el director general de Finanzas y Desarrollo Corporativo de la Compañía, Santiago Fernández Valbuena, hizo un análisis de la actual coyuntura económica, sus orígenes y su posible evolución en el futuro próximo.


    Como recordó César Alierta, entre el 2008 y el 2011, año clave para culminar la "nueva Telefónica", la compañía debe seguir trabajando con "el cliente en el centro de todo" y sentar las bases para liderar el mundo digital: innovar para crecer, ejecutar con eficacia y transformarse para ser más eficiente. En 2011, Telefónica será un líder mundial en el nuevo entorno digital "que ayudará a sus clientes a conectarse con las personas y las cosas que les importan".


   El cliente estuvo también en el centro de la presentación del Consejero Delegado del Grupo, Julio Linares, que abrió la jornada. Linares insistió en la fortaleza de Telefónica como proveedor integrado de servicios, cuya obligación es "enriquecer la vida de los clientes con una oferta transparente, sencilla y diferenciada de servicios que les ayuden a conectarse y comunicarse".


   Linares estableció seis metas para lograr la Telefónica del 2011: conseguir mayor satisfacción de los clientes, convertir a Telefónica en el mejor lugar para trabajar según sus propios empleados, lograr más crecimiento, transformarse en un referente en excelencia operativa, remunerar al accionista de forma competitiva y contribuir a la sostenibilidad con la mejor reputación corporativa.


    Así mismo, el Consejero Delegado de Telefónica, resaltó la importancia del liderazgo en la orientación a los equipos, "más necesario que nunca en tiempos de incertidumbre" y destacó la habilidad y experiencia de Telefónica como claves para la gestión de los "necesarios equilibrios en tiempos difíciles". "Lograrlo depende de nosotros", concluyó el Consejero Delegado ante los mil ejecutivos asistentes a la cumbre.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies