La norma SGE 21 de Forética avanza en su internacionalización. En abril de 2009 el Instituto de Responsabilidad Social Empresarial de Ecuador (IRSE) organiza el III Encuentro Responsabilidad Social Empresarial Ecuador, al cual han invitado como ponentes internacionales a miembros de Forética para presentar la norma, como primicia, en el país andino.

 

El 2 de abril de 2009 la Corporación Ekos y el Instituto de Responsabilidad Social Empresarial de Ecuador (IRSE) organizan el III Encuentro Responsabilidad Social Empresarial Ecuador (clicar aquí para mayor información), al cual han invitado como ponentes internacionales a Germán Granda, director general de Forética y miembro del consejo de administración de CSR Europe, y Ana Herrero, directora de certificación de Forética, para presentar en primicia en el país andino la norma SGE 21:2008

 

La que por ahora es la única norma que certifica en su globalidad la RSC, inició su andadura en España en 1999, y desde entonces ha tenido tres revisiones (2002, 2005 y la actual, 2008), manteniendo siempre su compatibilidad con otros estándares e iniciativas en RSC del mundo. En Latinoamérica llegó primero a Argentina, donde se creó la delegación local de Forética que promoverá la norma, entre otros objetivos. En paralelo, la minera chilena Costella Montt procedió a su certificación en la Norma, siendo con ello la primera empresa no europea, y por ahora la única, con certificado SGE 21. Posteriormente llegaría a Colombia en noviembre de 2008, con la capacitación de una veintena de personas como gestoras de la norma, pertenecientes a organizaciones variadas (empresariales, ONG, consultoras, auditoras y otras instituciones).

 

Este cuarto paso de la Norma SGE 21 en Latinoamérica supone pues otro pequeño avance para un estándar que, allende el hecho que sea certificable y de concepción esencialmente latina y no anglosajona como otros estándares, permite a las organizaciones, ya sean públicas o privadas, con o sin afán de lucro, el dotarse de un sistema de gestión socialmente responsable y fijar una hoja de ruta para la implantación formal de la RSC.

 

Latinoamérica supone un foco interesante de atención sobre la RSC. Las distintas iniciativas internacionales toman especial relevancia y fuerza en esta región. El interés por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas o el Global Reporting Initiative, el especial dinamismo de la región en aspectos como la responsabilidad social universitaria o las veedurías ciudadanas (que tiempo al tiempo, serán un órgano de escrutinio clave para sociedades responsables e implicadas), la laboriosa acción coordinada de las entidades miembro del Foro Empresa que vertebra a un continente entero en pro de la RSC en este caso desde el polo norte al polo sur, y la especial implicación en el desarrollo de la guía ISO 26000, con grupos de trabajo muy activos y el liderazgo del Instituto Ethos brasileño, hacen de Latinoamérica sin duda la región del mundo que ahora mismo más ama a la RSC, con el permiso de Obama claro está.

 

Está claro que otra cosa muy distinta es la aplicación de la RSC (tampoco las empresas globales con presencia en la región ayudan mucho). Pero por algo hay que empezar, y sin amor, sin cariño, no hay RSC.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top