La Conciliación de la vida laboral y personal requiere ideas y soluciones. Pero para que surjan las ideas hacen falta datos, estudios y conocer bien las condiciones para conciliar. Desde el ámbito de la Prevención de Riesgos Laborales se aportan datos que pueden ayudar a mejorar las condiciones para conciliar, y eso (entre otras muchas cosas) puede encontrarse en la reciente Primera Encuesta Andaluza de Condiciones de Trabajo.

 

Conciliar nuestro trabajo y el resto de nuestra vida es una cuestión que, periódicamente, recibe la atención pública, resaltando la importancia que todos los trabajadores damos a esta cuestión. Pero no siempre se tiene una respuesta adecuada a las necesidades de conciliación, ya sea por falta de ideas, de interés, o de información acerca del problema. Problema que, si no se soluciona, acaba afectando directamente a la seguridad y salud de los trabajadores, y a los resultados empresariales indirectamente.

Hace pocas semanas se ha presentado en Sevilla la Primera Encuesta Andaluza de Condiciones de Trabajo (EACT). Esta encuesta, elaborada por el Instituto Andaluz de PRL, supone un primer acercamiento a la percepción que la población trabajadora en Andalucía tiene sobre las condiciones en las que desarrolla su trabajo, en aquello que se relaciona con los riesgos laborales y su prevención.

Entre las condiciones analizadas, algunas pueden incluirse en el ámbito de la RSE, por lo que esta encuesta cobra un interés adicional para todos los interesados en la Responsabilidad social de las empresas. De entre estas cuestiones, destacamos en la Conciliación de la vida laboral y familiar, cuestión sobre la que se ha preguntado directamente a los encuestados.

La pregunta planteada, "¿Su horario se adapta a sus compromisos sociales y familiares?" podía recibir las respuestas: Muy Bien, Bien, No Muy Bien, Nada Bien.

Los resultados globales señalan que el 74,8% concilia Bien o Muy Bien sus necesidades laborales y familiares, es decir, 3 de cada 4 trabajadores. Estos resultados son similares a los obtenidos en la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, realizada un año antes.

A la hora de investigar soluciones y hacer propuestas resulta más interesante fijarse en el resto de trabajadores, esto es, los que forman el grupo de casi un 25% de trabajadores para los que el horario no se adapta a sus necesidades personales. Conocer este grupo nos ayudará a elaborar propuestas válidas para mejorar la conciliación.

Analizando las respuestas según tramos de edad, los mayores problemas con el horario se producen en el tramo entre 25 y 34 años (27,7%), seguido por el tramo 35 a 44 años (25%). Estas edades suelen coincidir con los primeros años de los hijos, donde sus necesidades requieren una mayor dedicación de tiempo y atención por parte de los padres.

Resulta significativa la relación entre los problemas de conciliación y la nacionalidad del encuestado. Uno de cada 3 inmigrantes, el 33,2%, manifiesta que tiene problemas de adaptación de sus necesidades familiares y sociales. Los trabajadores nacionalidad española lo manifiestan en un 23,9%. Quizás este hecho se explique por la mayor proporción de inmigrantes que trabajan en sábados, domingos y festivos, ya que más del 51% de inmigrantes trabaja en sábados, y un 35% lo hace en domingos y festivos, frente al 41% y 14% de los españoles entrevistados.

En cuanto a la rama de actividad, la del Transporte y Comunicaciones es la que acumula mayores porcentajes (37,9%) de respuestas negativas (Nada Bien o No Muy Bien), seguido por la de Comercio y Hostelería (30,7%).

La comparación de estos datos con los de la VI ENCT refleja una situación diferente. A escala nacional, las actividades que manifiestan mayores problemas son las de Defensa y Seguridad (35%), seguidas por Servicio Doméstico, Limpieza, Cocineros, Camareros y Barrenderos (27,5%), que sí coincide parcialmente con lo obtenido en Andalucía.

Finalmente, destacar que los datos de esta Encuesta pueden resultar útiles para trabajadores y empresarios. Conocer un problema no es la solución, pero sí es el primer paso para encontrarla. Mejorar la conciliación personal y laboral puede contribuir no solo a mejorar una situación personal de algunos trabajadores, sino también un mecanismo para mejorar la vinculación con la empresa, el grado de compromiso con los objetivos de la organización y un incentivo para mejorar la productividad del trabajador.

(La EACT está publicada en la web de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, desde donde puede descargarse una copia).

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top