Algo tenemos que cambiar en el actual sistema de valores, La Cuenta de Resultados Económica y Social sale negativa por demasiado tiempo. Quizá sea el momento para ejercer un verdadero Integrismo en la difusión e implantación de RSC a todos los niveles de nuestra sociedad actual.

 

Tengo que agradecer el titulo " Integrismo en RSC"a nuestra buena amiga por todos conocida, Isabel Roser. Su utilización en esta plataforma para designar aquellas empresas comprometidaas con RSC, han servido de inspiración para este articulo.

 

Dificiles momentos y todas las incertidumbres tenemos las empresas ante el panorama económico y social actual,  desencadenando en nuestro entorno el inevitable debate Crisis-RSC. grandes y pequeñas empresas en barcos similares con diferentes mareas, tratando de  ver tierra mas alla de la espesa niebla.

 

En medio de este escenario la toma de posiciones defensivas es imprescindible por empresas y organizaciones, para evitar la mayor de las iresponsabilidades que una organización puede cometer. la perdida de permanencia en la sociedad o el mercado al que sirve y muy probablemente con  afan de conseguir esta permanencia sean sacrificadas acciones y gestiones llamadas responsables.

 

Nada garantiza que independientemente de las acciones tomadas y su profundidad consigan los efectos esperados y en el peor de los casos se pierdan algunas de las empresas  apostoles que verdaderamente han tomado la RSC como modelo de negocio y gestión diferente, esto devería hacernos reflexionar sobre la velocidad a la que se están produciendo los acontecimientos sociales y la sincronización con los profundos cambios necesarios en el actual modelo económico, desde todos los niveles e instancias.

 

Dicho esto y con afan de abrir otro debate contundente en el mundo de la empresa, especialmente las pequeñas siendo estas las mas numerosas , las mas expuestas al impacto social y las que necesitan estos cambios mas urgentemente me pregunto si no es el momento de iniciar una autentica " Revolución Integrista en RSC", por parte de este colectivo.

 

Generalmente las pymes tienen como principales clientes empresas mayores, podemos empezar por establecer la elección de nuestros clientes entre aquellas empresas y organizaciones que verdaderamente valoran el mayor Valor Social y Ambiental añadido, algo que hoy en día de todos  es sabido, solamente se estima el menor precio en sus decisiones de compra, esto va en contra de la gestión responsable.

 

Otra medida para poner en práctica  sería  no hacer beneficiarios a los clientes terroristas en RSC, de los menores riesgos Ambientales asociados que aportan  las pymes responsables, de esta forma se contribuye a hacer  cada día menos competitivos aquellos clientes que no valoran propuestas basadas en la RSC.

 

Para identificarles no basta con que nos cuenten lo que hacen, tenemos que constatar en las negociaciones habituales, que la redacción de sus contratos no abusan en sus clausulas la posición superior en el mercado, también que no son usadas como medida de presión los plazos de pago o las retenciones practicadas o que no transmiten sus legitimas responsabilidades a la cadena de contratación con afan de evitar su cumplimiento, estas y otras prácticas son tipicas y muy extendidas.

 

Se trata de utilizar los precarios mecanismos que disponen las pymes para liderar un verdadero cambio y una oportunidad que se presenta para implantar un llamado Integrismo en RSC.

Quizá este sea un buen momento para el comienzo.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top