La implementación de Tecnologías de información y comunicación en las organizaciones públicas de turismo en Argentina frente al desafío de ajustar el modelo de intervención organizacional.

 

Las tecnologías de la información y comunicación (TIC) vienen afianzándose como aliadas del desarrollo en los primeros años del siglo XXI. En las diferentes actividades económicas de la Argentina crece el uso de las TIC para la correcta toma de decisiones, donde la comunicación contemporánea se ha convertido en un elemento estratégico y prioritario.

 

En este contexto es normal visualizar que el sector público del turismo de la Argentina venga trabajando en programas y proyectos que buscan diseñar e implementar sistemas de información y comunicación. Entre los problemas básicos que subyacen en las organizaciones e impulsan estas iniciativas se encuentran la seria dificultad de acceso a la información, los problemas de comunicación entre los actores con relevancia del sector, poca claridad, consistencia en la información y la dispersión de datos claves, lo que imposibilita contar con información consistida y accesible para una correcta toma de decisiones.

 

Lamentablemente en el sector turístico, como en otros sectores de la actividad económica, no se pueden mencionar muchos casos de éxitos salvo contadas excepciones. Lo que deja en evidencia que existen problemas para implementar tecnologías de información y comunicación. Entre los inconvenientes observables está la dificultad para identificar las TIC con mayor pertinencia según cada caso e implementarlas en un marco de coherencia y correspondencia organizacional.

 

La planificación, implementación y transferencia tecnología en muchos proyectos sólo es concebida y abordada desde el enfoque ortodoxo que versa únicamente sobre la razón instrumental del acto, sin partir de la premisa que el saber tecnológico está llamado a interactuar con otros saberes para re-significarse y lograr algún grado de resultado que realice un aporte al cambiante contexto por el que atraviesa hoy la Argentina. En la práctica, es habitual observar organizaciones que no logran resolver adecuadamente dimensiones claves como la política, economía y sobre todo lo cultural, sin comprender que estas y otras variables signan todo proceso de implementación de TIC"s de manera sustantiva y que su abordaje debe ocupar un lugar predominante como elementos de la planificación tecnológica.

 

Por otro lado, esta utilización de paradigmas cibernéticos y mercadológicos de forma excesiva sin tomar elementos de un modelo contextual para investigación-acción, provoca el fracaso reiterado, observándose inmensas inversiones de dinero que sólo sirven para crear carpetas de proyectos inmensas pero sin ninguna aplicación práctica en las organizaciones más que ocupar un lugar exclusivo en las bibliotecas de las mismas. Son contadas las organizaciones que encuentran reparo en la praxis crítica constructivista para arribar a resultados potables producto de los complejos procesos de interacción organizacional, donde la participación de los distintos actores es el cimiento en el que se edifica el conocimiento significativo que sienta bases para la construcción herramientas de comunicación e información.

 

Se asume equivocadamente que la incorporación de la TIC en las organizaciones es inmediata, sin embargo, se observa que generalmente este es un proceso que lleva años y donde el número de preguntas es mayor al de respuestas durante todo el proceso de implementación. Preguntas que no son nuevas en el universo de la innovación organizacional relacionada con la información y comunicación, son hartamente conocidas en nuestro país y América lantina.

 

Hace unos años, por ejemplo, la Red Nuevo Paradigma para la innovación institucional en América Latina (Red de empresas e instituciones, especializada en gestión de la tecnología impulsada la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) www.cosude.org ) se había preguntado en voz alta "¿Por qué fracasan el 75% de los procesos de transformación institucional y qué sugerir para que sean exitosos?".

 

Es casi imposible en este marco pretender encontrar todas las respuestas, tan sólo es posible y luego de mucho esfuerzo consciente y colectivo comenzar explorar y describir las variables claves que pueden relacionar las TIC y el sector público del turismo, con el fin claro de construir un cimiento que apuntale investigaciones futuras que coadyuven a la implementación de las TIC"s, para que estos proyectos dejen de ser sólo actuaciones que se desarrollen dentro de las organizaciones y pasen a desarrollar a las mismas.

 

Todo el planteo toma significado en la actividad turística y sobre todo al estudiar el cambio de hábitos de los turistas, que evidencia una probada capacidad para valerse de las herramientas comunicacionales y de información en sus viajes desde el mismo momento de planificarlos y durante todo el proceso de interacción con las organizaciones públicas y privadas que trabajan el turismo.

 

Ante esta realidad es vital comenzar a conocer las variables y relaciones más significativas que existen entre las TIC"s y el Turismo. Construir cimientos sólidos en base a un análisis claro y sin rodeos sobre las dificultades que presenta el sector gubernamental del turismo argentino para la incorporación de tecnologías de información y comunicación es sin duda el primer paso que se debe dar.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top