José Moreno, promotor de inmuebles, muestra con su ejemplo cómo es posible obtener buenos beneficios de su negocio sin el costo de hipotecar la vida de otros.

 

Es Español y se dedica a la construcción de inmuebles. En el 2007 entrego 472 casas a personas entre 18 y 35 años y personas divorciadas que no tienen vivienda en propiedad, con una rentabilidad para él del 3.6%. Es importante anotar, que la rentabilidad que se estila en el gremio es entre el 30 y el 40%.

 

En el 2008, José va a vender 2.000 casas más a una media de 140.000 euros.  Para acceder a la compra de una de las casas de Moreno además de acreditar cumplir con las dos condiciones de las que hablamos antes debes acreditar residir al menos tres años en Fuenlabrada, lugar donde construye sus casas.

 

Los periódicos que han presentado la noticia hablan de José Moreno como el Robín Hood y de su trabajo como su "locura filantrópica". La competencia, lo acusa de hacer dumping. Las personas del común le tienen desconfianza "seguro allí debe haber gato encerrado".Ninguna de las anteriores. La realidad es que José está haciendo un negocio como cualquier otro, sólo que ganando márgenes razonables de ganancia.

 

La promoción de sus casas se la está haciendo los medios de comunicación y el boca a boca. Hay lista de espera de potenciales compradores. Hagan cuentas de cuanto se puede llegar a ganar. Ojalá algunos encontráramos un negocio tan redondo. Por si fuera poco, está ayudando a obtener un bien primario, la vivienda, a colectivos vulnerables y dándole prioridad a aquellos que residen en su ámbito de influencia. Es un negocio donde ganan todos.

 

La RC entonces, es una visión ética del negocio que incluye satisfacer las necesidades y expectativas de sus grupos de interés en su estrategia de creación de valor y está ligada estrictamente con el quehacer del negocio. No es hacer filantropía o caridad como muchos piensan. 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top