La vida moderna nos hace grandes generados de basura, subir la tasa ...¿ayuda a un mejor reciclaje o a la indignación del ciudadano?

Hoy nos levantamos, con la basura en la puerta, y es de la basura, de donde el alcalde de Madrid, pretende arreglar las cuentas de la crisis.

Las multas son recurribles, e incluso otra serie de impuestos, pero la basura es un hecho intrínseco a la existencia humana, va con la vida misma.Generamos basura y de un modo exhaustivo, causa del mismo ritmo de la vida.


La sociedad demanda productos rápidos, al no tener mucho tiempo para las labores de aprovisionamiento debido al ritmo del trabajo diario.


Lo fácil es ir a cualquier hipermercado y comprar todo lo necesario en sus correspondientes bandejas, envases y toda esa serie de embalajes que se convierte en una torre deshechable al llegar a casa.

Aunque muchos son los proyectos, de hacer mas sensato el consumo y buscar productos mas ecológicos, siempre se acaba en el blister y el tetra...es algo inevitable.

Pues parece que aquí, en esta consecuencia de la vida moderna, es donde el señor Gallardón a visto un filón para sus cuentas y no solo pretende subir la tasa a unos 59 euros de media por año y familia, sino que en un alarde de responsabilidad cívica, también quiere multar el no reciclaje con hasta 700 euros.

Ser cívico, si, con mas campañas, información que motiven al ciudadano a reciclar y facilidades, (pues no sé en cuantas cocinas de familias normales, caben tres tipos diferentes de cubos de basura).

Y desde luego,subir este impuesto es una apuesta segura, que axfisiará aun mas al ciudadano, porque pueden pasar muchas cosas en la vida de una familia a lo largo del día pero lo único seguro que en una casa ocurre diariamente, es el hecho, de sacar la basura.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top