Titulo a modo exclamativo esta aportación con lo que será valorado casi como una perogrullada por mucha gente experta y conocedora del tema, pero creo que es pertinente, me explico:

 

Incluso si consultan la Wikipedia, verán que aunque la llaman "guía que emitirá lineamientos " de entrada, pronto estructuran el artículo bajo el apelativo "norma ISO 26000". Si hacemos una búsqueda en Google con los términos "norma ISO 26000", obtendremos 11.700 resultados, mientras que con "guía ISO 26000" apenas 800.

 

En el comité peruano de la ISO 26000, para poner un ejemplo "institucional", viene correctamente citada como guía, pero por ejemplo en la Red Puentes ya la citan como "norma" (sic).

 

Hace unas semanas llegué a visitar una web de una consultora latinoamericana (no recuerdo ahora bien cuál ni de dónde, intentaré recuperar la cita) que entre sus servicios ofrecían el lineamiento y certificación en la norma ISO 26000 (¡cuando, encima, todavía ni existe!).

 

Yo no sé si la maquinaria de la auditoría y certificación ya estará pensando en cómo puede sacar tajada del tema: ¿"certificación de adecuación a la ISO 26000"? Acaso sea este el camino que alguien quiera emprender.

 

Muy peligroso, más desde la propia RSC, promover confusión en el ya intrincado mundo de las certificaciones, sellos y distinciones. Creo que es de recibo y de responsabilidad incidir en acompañar ISO 26000 del término Guía, para evitar engañar a nadie. La RSC puede salir con ello fuertemente perjudicada, metida en el saco cuyo lema en el exterior pone "saco de los engaños y corazones rotos". Con ello, además de no engañar, conseguiremos no afectar a "normas" que sí son normas y como tales certificables, como la SGE 21 o la SA8000.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top