Publicado el

La naturaleza tiene una importancia fundamental para una economía sana, pero el planeta se enfrenta a una crisis porque las empresas, los mercados y los gobiernos no han tenido en cuenta el valor financiero de la biodiversidad.

La biodiversidad se define como la gran variedad de vida en la Tierra. Según estimaciones del Foro Económico Mundial, más de la mitad de la producción económica mundial, alrededor de 44 billones de dólares, depende en grado moderado o alto de la naturaleza y de unos ecosistemas sanos. El cambio es francamente muy necesario.

Razones por las que es importante para los inversores

La pérdida de biodiversidad está escalando posiciones en el programa de inversiones gracias al interés que muestran los inversores por la sostenibilidad, el cambiante entorno normativo y la creciente conciencia de los efectos que ejerce este problema sobre las inversiones en todos los mercados y zonas geográficas.

Los inversores y las empresas deben prepararse para el impacto de una mayor regulación. Por ejemplo, la Taxonomía de la UE ha preparado una lista aprobada de actividades económicas ambientalmente sostenibles.

La creación del Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras relacionadas con la Naturaleza (TNFD en sus siglas en inglés) implica que las empresas deben mejorar la divulgación de su dependencia e impacto en los recursos naturales.

Mientras tanto, a medida que los consumidores se hacen más conscientes de su dependencia de la naturaleza y de los servicios económicos que prestan los ecosistemas sanos, es importante el cambio en el comportamiento de los clientes y los riesgos reputacionales que pueden sufrir las empresas cuando se equivocan.

Riesgos y oportunidades

Esta nueva atención y concienciación puede conllevar nuevos riesgos, pero también se abre a nuevos productos y servicios, acceso a nuevos mercados y crea ventajas para los pioneros.

Los sectores más expuestos son los que más dependen de la salud de los ecosistemas, como la agricultura, la alimentación y las bebidas, la sanidad y los productos farmacéuticos, la pesca y las industrias extractivas.

La exposición al riesgo varía considerablemente en función de la intensidad de las actividades económicas que se desarrollan y del nivel de integridad de la biodiversidad en una región.

En el siguiente cuadro hemos recopilado resúmenes fáciles de leer de los principales riesgos y oportunidades:

En el siguiente cuadro hemos recopilado un resumen de fácil lectura con los principales riesgos y oportunidades:

Transición

Político y legal: La introducción de normativas o políticas conlleva un aumento de los costes de explotación (por ejemplo, costes de cumplimiento), amortizaciones, deterioro de los activos y/o reiteraciones anticipadas de los activos existentes debido a los cambios normativos. También aumentan las posibilidades de litigio.

Tecnología: Sustitutos y/o reducción de la demanda de productos y servicios. Gastos de investigación y desarrollo de alternativas. Inversión de capital en desarrollo tecnológico. Coste de implantación de nuevas prácticas y procesos.

Mercado: Reducción de la demanda debido al cambio en las preferencias de los consumidores. Aumento de los costes de producción (por ejemplo, el pago de los servicios que antes prestaban los ecosistemas) y de las necesidades de producción. Revalorización de los activos.

Reputación: reducción de los ingresos por la disminución de la demanda y/o de la producción. Posible reducción de la disponibilidad de capital.

 

Físico

Agudo: Reducción de los ingresos por la disminución de la capacidad de producción (por ejemplo, catástrofes naturales, aumento de los costes de tratamiento del agua). Interrupción de la cadena de suministro. Reducción de los ingresos y aumento de los costes por el impacto negativo en la mano de obra.

Crónico: Aumento de los costes de explotación (por ejemplo, pérdida de eficiencia). Reducción de la capacidad de producción, con la consiguiente disminución de los ingresos. Reducción del valor de los activos fijos.

Sistémico

Colapso del ecosistema: Riesgo de que un sistema natural crítico deje de funcionar, por ejemplo, si se alcanzan los puntos de inflexión y el ecosistema natural se colapsa, lo que provoca pérdidas geográficas o sectoriales generalizadas (suma de riesgos físicos)

Riesgos agregados: Vinculado al impacto fundamental de la pérdida de la naturaleza a los niveles de transición y riesgo físico en uno o más sectores de una cartera (financiera o corporativa)

Contagio: Riesgo de que las dificultades financieras de una o más instituciones financieras -vinculadas a la falta de contabilización de la exposición al riesgo relacionado con la naturaleza- se extiendan al sistema financiero en su conjunto.

Fuente: abrdn, TNFD, consultado en mayo de 2022

1_copy_copy_copy.jpg

La pérdida de biodiversidad y el cambio climático son dos fenómenos que están interrelacionados y los inversores tienen la oportunidad de abordar ambas crisis al mismo tiempo. Por ejemplo, las infraestructuras naturales pueden protegernos contra algunos de los efectos perjudiciales del cambio climático: las soluciones basadas en la naturaleza pueden absorber una parte de las emisiones de gases de efecto invernadero que actualmente nos esforzamos por reducir y pueden complementar los esfuerzos de disminución de las emisiones.

Al mismo tiempo, se ha demostrado que las prácticas agrícolas regenerativas son más resistentes a las condiciones meteorológicas extremas y a las enfermedades, dos factores que pueden agravarse con el cambio climático.

Tabla 2: Oportunidades financieras relacionadas con la naturaleza

Transición

Mercados: Aumento de los ingresos a través de la demanda de productos que tienen en cuenta la biodiversidad, nuevas soluciones a la necesidad de adaptación (por ejemplo, soluciones basadas en la naturaleza, compensaciones de biodiversidad). Mejor posición competitiva para reflejar las cambiantes preferencias de los consumidores, lo que se traduce en un aumento de los ingresos

Financiación: Aumento de los ingresos mediante el acceso a mercados nuevos y emergentes (incluyendo asociaciones con gobiernos y bancos de desarrollo). Mayor diversificación de los activos financieros (por ejemplo, fondo verde, bonos o préstamos).

Reputación: relaciones positivas con los stakeholders como resultado de una postura proactiva en la gestión de los riesgos relacionados con la naturaleza (por ejemplo, estatus de socio preferente y mejora de la satisfacción de los empleados).

Físico

Eficiencia de los recursos: reducción de los costes de explotación (por el aumento de la eficiencia y la reducción de los costes). Aumento de la capacidad de producción resultante

Resiliencia: protección frente a las condiciones meteorológicas extremas (por ejemplo, uso de un plan diferente específico). Aumento del valor de los activos fijos (por ejemplo, edificios de alta calificación energética).

Fuente: abrdn, TNFD, consultado en mayo de 2022

2_copy_copy_copy.jpg

Principales conclusiones para los inversores: ¿y ahora qué?

La pérdida de biodiversidad se convertirá en la próxima gran preocupación de los inversores en su proceso de integración de las inversiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), y para nosotros se trata de una prioridad absoluta.

Sabemos que el mundo natural es importante para nuestra salud y bienestar. La pandemia lo ha puesto de manifiesto. Pero apenas estamos empezando a comprender el alcance de esta relación.

Los inversores deben abandonar la idea de que la restauración de un ecosistema sano supone un coste y adoptar la visión de que es una oportunidad vital para apoyar economías prósperas, la transición a un mundo con menos emisiones de carbono y la creación de una sociedad más igualitaria.

En concreto, los inversores deben considerar:

  • Comprender los riesgos y oportunidades relacionados con la biodiversidad a los que están expuestos
  • Colaborar con las empresas que operan en los sectores más afectados para entender cómo se gestiona el impacto sobre la biodiversidad
  • Exploración de fuentes de datos que puedan aportar más claridad en la medición de la pérdida y ganancia de biodiversidad
  • Trabajar con los responsables políticos y participar en las iniciativas del sector para ayudar a impulsar las mejores prácticas

Reconocemos que hay obstáculos, como la disponibilidad de datos comparables y una gran diferencia de financiación entre lo que se necesita y aquello a lo que se han comprometido los responsables políticos. Sin embargo, aún no es demasiado tarde para hacer frente a la crisis de la biodiversidad. El mundo natural puede recuperarse si se le da tiempo. Pero actuar ahora es vital.

 

Fuentes:
* La economía de la biodiversidad: The Dasgupta Review - Full Report (2021) [online], Dasgupta, P. (consultado el 21/05/2021)
** 'Grano por verde': cómo China está cambiando las tierras de cultivo por bosques, Dayne, S., Forest News, Nov 2017
*** La brasileña JBS es acusada de violar las leyes de protección de la selva amazónica, Boadle, J., Reuters , Apr 1 2017

**** La UE propone una ley que impida la importación de productos vinculados a la deforestación, Angel, M., Reuters, 17 de noviembre de 2021

*****La marejada y los estanques explican el retroceso de los manglares en el suroeste de Florida tras el huracán Irma, Nature Communications, 28 de junio de 2021
° Demanda, oferta y precios futuros de los créditos de carbono voluntarios - Mantener el equilibrio junio de 2021, estudio de la UCL y Trove

°° Datos del mercado minorista de EE.UU. en 2020 para la industria vegetal, Good Food Institute [consultado el 10 de mayo de 2022].

°°° Agricultura regenerativa: fusionar la agricultura y la conservación de los recursos naturales de forma rentable, LaCanne, C., Lundgren, J., PeerJ, Feb 26 2018

°°°° El 73% de los millennials está dispuesto a gastar más dinero en este 1 tipo de producto, Curtin, M., Inc., 30 mar 2018
°°°°° Atenuación del oleaje por las marismas de Spartina en la bahía de Chesapeake en condiciones de oleaje de tormenta, Garzón, J.L., M. Maza, C.M. Ferreira, J.L. Lara, e I.J. Losada, Journal of Geophysical Research: Oceans 124: 5220-5243 (2019)

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Los valores extranjeros son más volátiles, más difíciles de valorar y menos líquidos que los valores estadounidenses. Están sujetos a normas contables y reglamentarias diferentes, así como a riesgos políticos y económicos. Estos riesgos son mayores en los países con mercados emergentes.

US-240522-175429-1

En este artículo se habla de:
Opiniónbiodiversidadcriterios ESG

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies