La justicia social no puede ser ciega

La justicia social no puede ser “ciega”, debe ser sensible al sufrimiento, es universal y transversal, busca el equilibrio y la equidad social promoviendo actuaciones que crean entornos sostenibles y favorecedores del desarrollo de las personas (y como personas).

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top