Hace mucho tiempo ya que una parte importante de la sociedad (y las empresas como subsistema del gran sistema social) está hablando de sostenibilidad, economía circular, reciclaje, crisis climática, etc., etc. Todos los partícipes procuramos poner nuestro granito de arena y todos nos sentimos un tanto frustrados de los logros que se han alcanzado hasta el momento: se ignoran los mensajes de los científicos, no se están alcanzando los objetivos comprometidos en los plazos estipulados, la pérdida de biodiversidad es alarmante, las zoonosis campan a sus anchas, las desigualdades sociales crecen a pasos agigantados… ¿para qué seguir?
Decrecer

Me gustan todos esos enfoques que pretenden avanzar en el respeto a la naturaleza como una de las bases de un buen negocio.  Y no solo me gustan, sino que veo y agradezco los éxitos que se están consiguiendo al respecto.  Pero necesitamos logros a corto plazo, de lo contrario tendremos dificultades insalvables;  tenemos que acelerar el rediseño de nuestras actividades.

Y me pregunto qué pasaría si añadiéramos un nuevo espejo al caleidoscopio que utilizamos, para tener así una nueva visión que enriquezca / resitúe todos estos enfoques al uso: ¿Incluimos el espejo del decrecimiento?

Decrecer es algo que, de acuerdo con nuestros científicos, se está dibujando como una necesidad ineludible para que nuestro planeta pueda mantener la vida en términos aceptables, y no solo para la especie humana, porque todos sabemos que sin las vidas vegetal y animal la nuestra no tendrá ningún futuro.

Desde la óptica de una empresa el término "decrecer" puede dar escalofríos, lo sé. Pero quizás podamos comenzar a pensar de qué forma podríamos abordarlo con el menor daño posible.  Y un buen comienzo podría ser definir qué significa exactamente el término decrecer para una empresa, obviamente más allá de planteamientos meramente crematísticos.

Os propongo, pues, una idea "borrador cero" para que las neuronas comiencen a trabajar en este sentido.  Por ejemplo, podríamos aceptar (o no) que decrecer significa:

D: Descubrir nuevas formas de diseñar las estrategias, aprovechar las sinergias, incluir a los partícipes… todas esas cosas que ya sabemos hacer bien, pero ahora
poniendo el enfoque en el decrecimiento.

E: Enseñar, divulgar, concienciar… no solo a los partícipes, sino también a los políticos, medios de comunicación, público en general, etc., sobre cómo estamos
afrontando esta nueva visión, y además haciendo hincapié no solo en nuestros logros sino también en nuestros temores, nuestros fallos y otros aspectos que nos
ayuden a conectar con los demás a través de los sentimientos además de la razón.

C: Crear nuevas formas de trabajo y de relación tomando como ejemplos tanto lo tradicional como las oportunidades de la IA, el teletrabajo, etc., etc., poniendo
énfasis en la ética y el compromiso generalizado para disminuir el derroche que nos está matando.

R: Resolver de forma creativa las dificultades que vayan emergiendo en las definiciones que necesitamos; una posible forma de hacerlo sería acudir a la
naturaleza para ver de qué maneras ingeniosas resuelve los problemas que la vida va planteando en diferentes momentos y diferentes ámbitos, como por
ejemplo la Biomimética Organizacional.

E: Estimular la creatividad en todos los aspectos posibles recurriendo a actividades inesperadas en determinados contextos, desde jugar al escondite a utilizar el
Metaverso… y no solo entre nuestros empleados, sino en diferentes ámbitos sociales que pueden aportar experiencias muy distintas y enriquecedoras.

C: Conservar todo lo bueno que hemos conseguido hasta ahora, porque las buenas cosas se han de respetar y aprovechar como siempre se hizo, o en circunstancias muy diferentes. Resaltar cómo los valores corporativos ayudaron al éxito de la empresa en diferentes contextos puede ser un buen ejemplo, y existen muchos más que sirvan de base para actualizar conceptos básicos a la realidad actual.

E: Esparcir o polinizar todos los buenos planteamientos que conozcamos, tanto propios como ajenos, porque este cambio global de perspectiva lo conseguiremos
entre todos o no será posible.

R: Reiterar sin desmayo en la definición, puesta en práctica y revisión para que el método ensayo - error (tan querido por la madre naturaleza) nos ayude a salir de
esa cuesta abajo en la que nos deslizamos cada vez a mayor velocidad.

Somos muchos y podemos hacer mucho uniendo fuerzas, ¿nos ponemos a ello?

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top