Por qué los lugares de trabajo diversos son mejores

En ocasiones, se habla sobre diversidad e inclusión en el lugar de trabajo de forma despectiva, como si fuera un problema que debemos resolver, o como una utopía imposible de alcanzar. Es el momento de dejar los mitos atrás. 

Las buenas prácticas en las organizaciones son, en muchas ocasiones, difíciles de llevar a cabo. Quizás porque la gente tiende a complicarse demasiado. Esperar a los programas perfectos puede hacer que los gestores de las organizaciones paralicen sus esfuerzos para lograr el cambio. Sin embargo, no existen los programas perfectos, siempre hay cosas que se pueden mejorar. Así que, simplemente, comienza.  

Hay muchas formas de empezar, pero una cosa está clara: toda la organización debe estar implicada. En caso contrario, la diversidad y la inclusión suelen acabar en el cajón de las políticas de responsabilidad social, o como línea de trabajo del área de recursos humanos. Otras veces como una “lista de deseos” y no como una política activa e integrada, o como una práctica de la organización. 

Simplemente, comienza

Por supuesto, lo mejor sería comenzar mucho antes. Asegurarnos de que las universidades tengan buenos programas de recursos humanos y ética, de que no promuevan prácticas de gestión no éticas a cambio de “éxito”. Que todos los colegios promuevan la dignidad, que se aseguren de que los futuros gestores del mañana entiendan los derechos universales, así como la belleza de fomentarlos.

Sin embargo, si empezar mucho antes no es posible, simplemente empieza con tus propias prácticas. Hay una razón por la que los directivos tienen un papel tan importante: son los que toman las decisiones y desarrollan las políticas de empresa. Así que comienza contratando a buenos directivos, a aquellos coordinadores de departamentos que contratarán a otros miembros del equipo. Garantiza que sus preferencias conscientes o inconscientes no influyan en su forma de contratar a otras personas. Garantiza que no vean la mano de obra diversa como un problema a solucionar, sino como un valor añadido para tu organización. Garantiza que los prejuicios y estereotipos no entran en los procesos de selección y contratación, que todas las personas tienen las mismas oportunidades. Esto significa asegurarse de que aquél que toma las decisiones no llega a conclusiones negativas basadas en la edad, etnicidad, género, discapacidad o cualquier otro rasgo visible. Y que no hagan preguntas invasivas, incluso ilegales en ocasiones, para acceder a características no visibles como la religión y creencias, cultura, orientación sexual, familia, etc. Invierte tiempo en formar y aprender, y en implementar buenas prácticas que se van descubriendo cada día. 

La diversidad y la inclusión son un valor añadido

Asegúrate de que todos en tu organización entienden que la diversidad y la inclusión promueven organizaciones más eficientes, que son un valor añadido importante. Que diversidad e inclusión favorecen el pensamiento crítico al incorporar diferentes perspectivas y capacidades a la resolución de problemas. Que tener diferentes experiencias vitales y profesionales permite la transferencia de buenas prácticas en los lugares de trabajo. Asimismo, se potencian la creatividad y la innovación favoreciendo el diseño de soluciones novedosas y alternativas, lo que hace que la organización sea más interesante para el ecosistema, para los consumidores y colaboradores. A la gente le gusta relacionarse y dedicar tiempo a organizaciones buenas que promueven un cambio positivo. Las organizaciones diversas que promueven la inclusión activa tienen mayor retención de talento, mayores índices de compromiso y motivación de sus empleados, así como atraen voluntarios, socios y simpatizantes.

Si la diversidad y la inclusión están integradas en tu organización, se convierte en un buen lugar para trabajar, para asociarse, al que dedicar tiempo de voluntariado o en el que comprar. También en un buen lugar en el que invertir o al que ayudar a financiar, por lo que favorecerá un mayor grado de éxito en su escalabilidad y replicabilidad y, en general, revertirá en una mejor organización. Tu organización también contribuye a crear una sociedad mejor, dedicada al cambio social positivo, en la que las características diversas de las personas ya no son una limitación sino un motor fundamental para crear organizaciones dinámicas y con éxito. El viaje de la diversidad y la inclusión es apasionante, ya que al mejorar la diversidad de las organizaciones y sus prácticas de inclusión cambia todo el ecosistema.  

Stone Soup Consulting, consultora internacional y B Corp, ha lanzado la 4ª edición de su Premio para la Investigación en Innovación social, dedicado en esta ocasión a la “Diversidad y la Inclusión en los lugares de trabajo”. Somos miembros de la Carta Europea de la Diversidad e incorporamos la diversidad y la inclusión en nuestro núcleo, además tenemos nuestra propia Política corporativa de Diversidad e Inclusión. Continuamos trabajando para mejorar nuestras prácticas y llevar a cabo nuestra visión.

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top