Logistics Green Deal, por una logística sostenible

Lograr la descarbonización del Sistema Logístico en Cataluña es un objetivo de largo alcance que requiere la implicación de la iniciativa pública y privada, así como la complicidad de los protagonistas de este profundo cambio en diversos sectores: logístico, transporte, industrial, energía, medioambiente o automoción, entre otros.  Con este objetivo, en septiembre de 2020, Barcelona-Catalunya Centre Logístic (BCL), entidad público-privada representativa del sector logístico, puso en marcha la iniciativa Logistics Green Deal.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo y el trabajo de profesionales locales e internacionales de organizaciones de referencia: Port de Barcelona, Port de Tarragona, Ajuntament de Barcelona, Ajuntament del Prat de Llobregat, Área Metropolitana de Barcelona, Consorci de la Zona Franca de Barcelona, Cimalsa, Icaen, Mercabarna, Cefiner, Factor Energia, Seros Eficiencia Energética, Cuatrecasas, Merlin Parques Logísticos, Prologis, VGP Naves Industriales Península o Symbiosis. Tras el lanzamiento de esta iniciativa, se están uniendo otras empresas, entidades e instituciones, estando abierta a cualquiera que pueda jugar un papel de presente y futuro en la actividad logística (contactar en www.bcncl.es).

Desde el Logistics Green Deal se pretende desarrollar un sistema logístico más sostenible, tomando como foco prioritario el punto de vista ambiental, logrando ser referente a nivel internacional en la reducción de las emisiones de CO2 y de partículas contaminantes generadas por la actividad logística. En el plan de acción a tres años, se pretenden, entre otros, estos resultados: reducir un 30% las emisiones del sistema logístico; ahorros en consumo energético en el sector logístico; materializar inversiones que generen puestos de trabajo; instalar un mínimo de 200.000 m2 de nuevos techos solares al año; mejorar la percepción del sector logístico. Es un escenario ambicioso, si bien la mejora de la salud de las personas y el respeto por el medio ambiente se merecen que así sea.

Para ir logrando estos resultados, se requiere un acompañamiento independiente del proceso de cambio en el clúster industrial, tanto en la gobernanza de la iniciativas transversales, cómo en la gestión operativa de iniciativas o proyectos. Resulta fundamental lograr la materialización de aquellas oportunidades que ya estén próximas a los modelos de negocio actuales, promoviendo así que estas buenas prácticas se repliquen por otros participantes del sector. En todo caso, esta iniciativa generará nuevas condiciones para el cambio futuro, influyendo positivamente en el territorio al que da servicio, poniendo especial atención en la implementación de soluciones tecnologías y en la activación de cambios en la cultura organizativa de las organizaciones participantes.

Las tres vertientes estratégicas de actuación se han agrupado bajo sendas denominaciones: eficiencia energética y economía circular, energía sostenible y movilidad sostenible. En cada ámbito, se han creado espacios de relación donde pueden colaborar abiertamente los profesionales que los integran, siendo estos originarios del ámbito público-privado del sistema logístico e industrial, del sector energético y medioambiental.

En el ámbito de la Eficiencia energética y Economía circular se centrarán en conseguir un ahorro energético en naves, oficinas y centros logísticos, además de potenciar aquellas tecnologías que permitan ese ahorro. También se promocionarán las auditorías energéticas y la puesta en marcha de proyectos de economía circular y colaborativa.

En lo referente a Energía sostenible, sus objetivos se encuentran en el desarrollo de iniciativas que usen la energía solar y promuevan la renovación de cubiertas, expandir los puntos de recarga eléctrica y crear comunidades energéticas vinculadas a fuentes renovables como el hidrógeno.

Respecto al ámbito de Movilidad sostenible, tiene como objetivos principales, reducir el impacto ambiental de la movilidad de las mercancías, potenciando para ello el uso de carburantes alternativos (gas, hidrógeno y electrificación), reduciendo los transportes en vacío, optimizando la última milla (renovación de flotas, digitalización zonas de carga/descarga) e incrementando el uso del ferrocarril.

El éxito del Logistics Green Deal pasa por fomentar la creación de espacios logísticos verdes, con gestión energética inteligente y consumo compartido, que funcionen como centrales eléctricas de “kilómetro 0”, que darán nuevos usos a la energía producida, transfiriéndola a entornos industriales y urbanos o a equipamientos ambientales próximos, pudiendo llegar a ser puntos de producción de hidrógeno verde. Esta visión integral de interdependencia y sostenibilidad de la logística es un compromiso compartido y ambicionado por todos los que con rigor participan de ella, y con BCL Logistics Green Deal, es un compromiso que se va haciendo realidad.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook

Empleo RSE

Top