El año 2020 está marcando un antes y un después en la forma en la que entendemos nuestro papel en la sociedad y nuestra responsabilidad como ciudadanía y como organizaciones. La pandemia es solo uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos y, mientras intentamos gestionar sus consecuencias en la economía o el empleo, no debemos olvidar las otras grandes problemáticas que amenazan la estabilidad social, política y económica como la emergencia climática o el aumento de las desigualdades sociales.
Agenda 2030: Una década para transformar el mundo

Parece complicado intentar abarcar todos estos grandes retos, como si intentáramos hacer malabares, solo que en este contexto, no podemos permitirnos desatender o que se nos caiga ninguna de las mazas.

Para lograrlo, en 2015 193 países miembro de Naciones Unidas llegaron a un acuerdo histórico: una agenda global formada por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que tienen como finalidad comprometer a gobiernos, empresas y sociedad civil con la transición hacia un planeta más justo y responsable con las personas y el planeta.

Cinco años después, nos encontramos con que la Agenda 2030 avanza de forma desigual. Mientras que solo un 13,1% de la población española conoce los ODS (CIS, 2019), en el ámbito empresarial, ha crecido un 12% el compromiso de las empresas con la Agenda 2030 en el último año, según el informe Approaching the Future 2020: Tendencias en reputación y gestión de intangibles , de CANVAS Estrategias Sostenibles y Corporate Excellence - Centre for Reputation Leadership.

En este sentido, «un 41% de las empresas ya están trabajando en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y un 63% afirma tener definidos los ODS en los que centran su contribución a la Agenda 2030», explicó Isabel López, socia fundadora de CANVAS Estrategias Sostenibles durante el webinar “Agenda 2030: una década para la acción”, organizado por la consultora y Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y que contó con la participación de Pacto Mundial e Iberdrola.  

Las empresas ante los ODS: retos y oportunidades

A pesar de que la Agenda 2030 se creó como un marco global en el que cada uno de los 17 ODS es esencial para nuestra supervivencia como sociedad, la realidad es que en el ámbito empresarial, objetivos como el ODS 8, Trabajo decente y crecimiento económico (42%), el ODS 5, Igualdad de género (32%), y el ODS 17, Alianzas para lograr los Objetivos (31%), son en los que más están trabajando las organizaciones. Por el contrario, en otros objetivos clave como el ODS 2, Hambre cero o el ODS 14, Vida submarina, solo están enfocándose un 1% de las organizaciones encuestadas en Approaching the Future 2020 .

Entre los principales retos a los que se enfrentan las organizaciones comprometidas con la Agenda 2030, el 29% destaca su integración en la estrategia y la definición de un plan estratégico de sostenibilidad, seguido de la definición de proyectos que contribuyan a los ODS (19%). Además, un 13% hace referencia a la definición de los indicadores para medir el impacto y el reporte de las acciones realizadas, y un 11% menciona la sensibilización y formación de sus empleados para integrarlo en la cultura empresarial.

Pero las empresas y organizaciones deben seguir trabajando para superar estos retos porque las oportunidades que conlleva la alineación con la Agenda 2030 son mucho mayores. Para Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española de Pacto Mundial, «los Diez Principios y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible son marcos de actuación fundamentales para guiar a las empresas hacia modelos de negocio más sostenibles y resilientes», ya que contribuyen a una mayor viabilidad y rentabilidad empresarial y permiten a las organizaciones enfrentar mejor futuros episodios de inestabilidad financiera.  

Y las empresas son cada vez más conscientes de las oportunidades que plantean los ODS para su negocio. Mónica Oviedo, responsable de gestión de la sostenibilidad de Iberdrola afirmó durante el webinar que «los Objetivos de Desarrollo Sostenible son una herramienta excelente de comunicación pero si solo se quedan en esto, no vamos a conseguir los 17 objetivos. Necesitamos hacer las cosas de forma diferente y por eso hay que establecer metas e indicadores muy ambiciosos alineados con la Agenda 2030» y añadió que «se ha acabado ya el momento de conocer los ODS, tenemos que dar un salto e irnos a la parte de reporte, de medición».

De cara a la próxima década, los expertos participantes en el webinar coinciden en que es clave consolidar la Agenda 2030 como el marco global de actuación hacia un futuro más sostenible en el que nadie quede atrás.

¿Por qué acelerar la contribución a la Agenda 2030 tras la pandemia?

Durante la pandemia generada por la COVID-19, las empresas han demostrado su compromiso y capacidad de respuesta ante las necesidades sociales más urgentes- Así se analiza en el estudio Ética empresarial y Agenda 2030 en tiempos de COVID-19 , elaborado por CANVAS Estrategias Sostenibles y la socióloga y politóloga Cristina Monge. Este informe recoge más de 650 iniciativas empresariales puestas en marcha durante el primer mes del estado de alarma y revela que el 68,3% de las acciones estuvieron relacionadas con el ODS 3, Salud y bienestar y el ODS 8, Trabajo decente y crecimiento económico.

Una vez superados esos meses más duros de la pandemia, no podemos evitar pensar en otro de los grandes retos a los que nos enfrentamos y posiblemente el más urgente: la emergencia climática.

Para Luis Gómez, asesor senior del área de presidencia de Iberdrola, «esta pandemia ha demostrado donde residen muchas de las debilidades de nuestro sistema, ha demostrado que la responsabilidad de actuar se extiende desde los gobiernos hasta el sector privado y la sociedad civil y hasta las propias personas si queremos cumplir con éxito los objetivos ambientales».

Por su parte, Isabel López señaló que «la situación del planeta es cada día más extrema. Observamos que la ciudadanía y las organizaciones son cada vez más conscientes de ello, pero lo avances siguen siendo insuficientes».

De hecho, aunque para los profesionales encuestados en Approaching the Future 2020 la emergencia climática es una de las tres tendencias más relevantes, con una puntuación de 8,6 sobre 10, solo un 25% asegura que sus organizaciones están trabajando en este ámbito.

Si queremos acelerar la transición hacia un planeta más sostenible, Cristina Sánchez afirmó que «lo urgente no debe sustituir lo importante, tenemos que tener muy presentes los valores y objetivos importantes como los ODS. No deberíamos reconstruir después del a crisis de la COVID-19 y volver a lo de antes sino aprovechar este aprendizaje exprés que nos ha tocado vivir en todas las áreas de la empresa para transformar y dar ese salto hacia ese mundo que queremos».

Por su parte, Mónica Oviedo recordó que «tenemos 10 años, 2 meses y 24 días, se nos acaba el tiempo y creo que ahora y más que nunca la Agenda 2030 tiene que ser una oportunidad para todo el sector privado para poder vincular y gozar de una licencia para operar que la necesitamos de una forma muy clara y contundente».

No cabe duda de que nos encontramos en un momento excepcional de cambio en el que el compromiso y acción de todos los agentes públicos y privados será decisivo para acelerar los objetivos de la Agenda 2030. Ya no solo se trata de elegir ser sostenibles sino que, tal y como concluyeron los expertos durante el coloquio del webinar, es una cuestión de adaptación y resiliencia ante un nuevo mundo: más sostenible y justo.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top