La ciberseguridad como generador de confianza del s.XXI. Este es el reto de la conferencia impartida hoy dentro del ciclo de conferencias del XXIX Seminario de la Fundación Étnor
Seminario ÉTNOR Teniente general Gan Pampols: “

La ciberseguridad como generador de confianza del s.XXI. Este es el reto de la conferencia impartida hoy dentro del ciclo de conferencias del XXIX Seminario de la Fundación Étnor, fruto de la renovación de la colaboración entre la Fundación Étnor y la Fundación Bancaja y que aborda en esta nueva edición la Ética en la era de la Inteligencia Artificial.

El Jefe del Cuartel de Alta Disponibilidad Terrestre en València, el teniente general Francisco José Gan Pampols, ha impartido la ponencia “Ciberinteligencia en la era de la incertidumbre” donde ha expuesto las múltiples amenazas a la sociedad en un mundo incierto y  las actividades de inteligencia en los procesos de la ciberseguridad que se ocupan de analizar, prevenir, identificar y localizar estos ataques a través del ciberespacio.

Opina que la tecnología es una especie de trampolín gigante que “nos proyecta a un futuro indescriptible, lleno de grandísimas oportunidades pero también con grandísimos riesgos”, de tal forma que la misma tecnología debe garantizar la confianza en ella. Reconoce que “todos los países han tomado conciencia de lo que es la ciberseguridad” y valora que lo primero que hay que hacer es “prevenir” y “concienciar al individuo de cuáles son las vulnerabilidades porque el elemento más débil es el factor humano”.

Para Gan Pampols es “un aspecto imprescindible hoy en día desarrollar estas estrategias de seguridad, ya que debido a la presencia en el ciberespacio que tienen las organizaciones, existe un riesgo considerable para el negocio e incluso las personas involucradas en él”. “El ciberespacio no está acotado, es de todo el mundo, es muy difícil introducir medidas de obligado cumplimiento cuando convergen en el mismo espacio todos los actores”, subraya.

Por su parte, el presidente de la Fundación Étnor, Enrique Belenguer, ha dado apertura al acto con la idea de que “ante escenarios inciertos contamos con la filosofía de la sospecha, esa corriente que nos lleva a cuestionar nuestro momento vital, nuestros valores, en definitiva a cuestionar nuestra sociedad con el objetivo de cambiarla, de orientarla un horizonte sostenible para todos. Los riesgos de las tecnologías nos condicionan pero hemos de elegir cuáles usos son los más positivos para desarrollar esa ética mínima que necesitamos como sociedad para convivir en armonía. Por todo ello, en un contexto económico y social de incertidumbre, necesitamos confianza”. Adela Cortina ha presentado al ponente destacando que el XXIX Seminario es “profundamente humanista”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top